Hay un antes y un después del coronavirus, entramos en un nuevo ciclo. Quienes han asimilado las señales avanzan, quienes no, veremos. La onda del covid19 cambia todo y nada quedara igual.

Los números empiezan a dar los primeros datos de cómo se producen los cambios. Y será definitivamente el temor a la infección, el catalizador principal. Más de 6 millones de contagiados y 375 mil muertos generan una tsunami de sensaciones complicadas.

La inmensa mayoría siente la realidad de la enfermedad. A pesar de que evidentemente, también el coronavirus, desnuda profundas diferencias y distintas realidades de cada país.

Las brechas se dispararan irremediablemente.

Ya vemos como en China, lugar de origen del virus, las actividades se renuevan. En Europa se avanza hacia fases de normalización, mientras en América Latina la cosa pinta muy fea.

Un mundo globalizado ciertamente, pero definitivamente también bien diferenciado. La onda del covid19 cambia todo, y las finanzas globales no se escapan en lo absoluto.

Ahora usted puede resistirse, negarse a lo que está pasando, total igualmente está en su derecho. Lo malo es que lo más seguro cuando despierte de su condición, el mundo ya habrá cambiado.

Y como les hemos repetido hasta el cansancio, no habrá en esta etapa, ningún sector que logre imponer su total dominio. Las finanzas globales antes de la pandemia, avanzaban en diferentes rutas y a pasos normales.

Los efectos del coronavirus dinamito todo ese estado de normalidad. En estos pocos meses han sucedido cosas que se esperaban pasaran en años. El salto es gigantesco y la asimilación de la realidad es imprescindible para permanecer en el tiempo.

>> No, ya no basta con acciones extraordinarias, la cosa no se resolverá definitivamente solo con salir de lo ordinario. Tiempos extraordinarios y medidas disruptivas para estar en primera fila <<

La onda del covid19  

Es impresionante como algunos aun no ven el impacto subterráneo y masivo del covid19 en toda la sociedad. La manera como nos relacionamos, vivimos, trabajamos, compramos y nos comportamos han sido implosionadas.

Es innegable que el sistema actual debe cambiar. Y como nunca no existen islas que pueden desarrollarse, evolucionar o cambiar por si solas. Las alternativas, soluciones y modificaciones tendrán que integrarse política, social, ambiental  y económicamente.

Ni los bancos de hoy, ni el sistema financiero actual es garantía de mejores tiempos. Pero tampoco lo son las opciones particulares o excluyentes, nacidas de la evolución tecnológica.

La onda del covid19 cambia todo, pero no están en la destrucción ni en el aniquilamiento, las soluciones de un futuro mejor.

“Ciertamente muchos continúan con la identificación de derechas o izquierdas. Pero cuando el tema es sobre derechos humanos, economía sustentable, finanzas abiertas, integración natural con nuestro ambiente, quedan presos y desnudos.

Bifurcaciones duras en el globo pos pandemia, porque un lado quiere total control y otro busca oxígeno para el futuro”. 

Lo que si confirmamos nuevamente, es que los extremos se unen. Y no solo en política, en todas las áreas tienden a tener al final las mismas aspiraciones y fines.

Hemos visto como importantes figuras han mostrado sus preocupaciones sobre el mundo que saldrá pos pandemia. Las compartimos ciertamente, y por eso es que debemos procurar impulsar el progreso hacia una sociedad ‘abierta, democrática y profundamente integrada al planeta’.

Finanzas amplias y accesibles, que reconozcan las brechas existentes y procuren cerrarlas. Que asimilen las distintas formas de organización y evolución como un todo.

Integrar las diferentes alternativas en soluciones abiertas, globales y potables. Que cualquier persona indistintamente de su educación, información y formación pueda manejarse con seguridad, confianza y simplicidad.

Cambia para mejor

El norte de la disrupción del Bitcoin, la Blockchain y las Criptomonedas no pueden quedarse encerradas en convicciones sectarias. Es necesario avanzar y evolucionar hacia niveles de interrelación entre distintos actores financieros.

Vivimos en un momento estelar en la historia de la humanidad. Poderes viejos y nuevos, que solo buscan sociedades menos abiertas, excluyentes y ancladas en sus decisiones. Y por otro lado convicciones de que podemos avanzar sin destruir, profundizando la democracia y generando comunidades abiertas, preparadas y generadoras de sus propios cambios.

La onda del covid19 cambia todo y hasta las cosas más sencillas y rutinarias, ya no serán igual que antes.

Imagen de My pictures are CC0. When doing composings: en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here