La Junta de Estabilidad financiera FSB. Una entidad que promueve la estabilidad financiera internacional. Ha emitido su último informe a las autoridades internacionales sobre una StableCoin global SCG. FSB aborda regulación de SCG

El G20 ordenó al FSB en junio de 2019 que examinara las cuestiones reglamentarias planteadas por una StableCoin Global (GSC). Con el fin, de asesorar sobre las respuestas multilaterales, según proceda, teniendo en cuenta las perspectivas de las economías de mercado y emergentes (EMDE).

De esta manera, en febrero de 2020, el G20 reiteró la importancia de evaluar y abordar adecuadamente los riesgos de las GSCs antes de que comiencen operación.

Las denominadas “monedas estables” son una categoría específica de criptoactivos que tienen el potencial de mejorar la eficiencia de la prestación de servicios financieros. Sin embargo, puede generar riesgos para estabilidad financiera si se adoptan a una escala significativa.

En este sentido, los riesgos de estabilidad están actualmente limitados por la escala relativamente pequeña de los uso de las mismas. No obstante esto podría cambiar en el futuro.

Las monedas estables son un intento de abordar la alta volatilidad de los demás criptoactivos al vincular el valor de la moneda estable a una moneda fiduciaria de curso legal.

Es por esto, que tienen el potencial de aumentar la eficiencia de los pagos y promover la inclusión financiera. Por tal motivo la FSB aborda regulación de SCG

FSB recomendaciones sobre regulación SCG

Estas recomendaciones de alto nivel buscan promover una regulación consistente y efectiva de las GSC. Y al mismo tiempo, busca apoyar la innovación y no detener su progreso.

En este sentido, sólo se centran en abordar los riesgos para la estabilidad financiera.

  1. Las autoridades deben tener y utilizar los poderes y herramientas Así como, los recursos adecuados, para regular, supervisar y supervisar de manera integral un acuerdo de GSC. Con el fin, de hacer cumplir las leyes y regulaciones relevantes de manera efectiva.
  2. Las autoridades deben aplicar requisitos de regulación, supervisión y vigilancia integrales pertinentes a los acuerdos de SGC. Sobre una base funcional y proporcional a sus riesgos.
  3. Las autoridades deben cooperar y coordinarse entre sí, tanto a nivel nacional como internacional, para fomentar una comunicación y consulta eficientes y efectivas.
  4. De igual manera, deben asegurarse de que los acuerdos de la SGC cuentan con un marco de gobernanza integral.
  5. Deben garantizar que los acuerdos de GSC cuenten con marcos de gestión de riesgos efectivos.
  6. Así mismo, las autoridades deben garantizar que los acuerdos de GSC cuentan con sistemas sólidos para recopilar, almacenar y salvaguardar los datos.
  7. Las autoridades deben asegurarse de que los acuerdos de GSC tengan planes de recuperación y resolución adecuados.
  8. También deberán garantizar que los acuerdos de GSC brinden a los usuarios y a las partes interesadas la información completa. De igual manera, garantizar que esta sea transparente. Con el fin, de comprender el funcionamiento del acuerdo de GSC.
  9. Por último, las autoridades deben garantizar que los acuerdos de SGC brinden claridad legal a los usuarios sobre la naturaleza y la exigibilidad de cualquier derecho de reembolso y el proceso de reembolso, cuando corresponda.

Imagen de IADE-Michoko en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here