Mientras en Europa deshojan la margarita y en Estados Unidos no terminan de decidir, el yuan digital avanza. China acelera su CBDC global y va por todo.

En lo interno expande y continúa sus pruebas a las principales ciudades del país. Hacia afuera establece una asociación con SWIFT, el sistema global para pagos transfronterizos.

Así nace Finance Gateway Information Services Co, y su alcance comercial incluye la integración de sistemas de información, procesamiento de datos y consultoría tecnológica.

SWIFT emitió un comunicado donde apuntaba: “SWIFT y cuatro participantes del mercado de pagos y proveedores de infraestructura están estableciendo una empresa conjunta para cumplir con los requisitos regulatorios chinos”.

China acelera su CBDC global, cubriendo todos y cada uno de los espacios necesarios.

Y no ocultan nada, bueno a la mirada de algunos. Porque cuando tú dices que la “moneda digital ayudará a aumentar la supervisión de los flujos de dinero”, lo dices todo. Mayor control estatal sobre todos y cada uno de los movimientos, indistintamente de su origen.

Mientras tanto Beijing, la capital de China, anunció el domingo que distribuirá 10 millones de yuanes digitales. Este nuevo airdrop representa alrededor de $ 1.5 millones, a 50,000 residentes locales.

Con Beijing, ya suman tres importantes ciudades que han probado el yuan digital. Shenzhen ha realizado tres pruebas hasta ahora con una emisión combinada de 50 millones ($ 7,7 millones) de yuanes digitales.

Y Suzhou, lo hizo en diciembre con 20 millones ($ 3 millones) de yuanes digitales. Adicionalmente se prepara para su segunda prueba con 30 millones de yuanes digitales.

Lo cierto es que todas estas pruebas y acciones demuestran la claridad de los chinos. China acelera su CBDC global, porque bajo su óptica, asimilo el futuro.

Acelera su CBDC global

El crecimiento económico de China de las últimas décadas es notorio. Sus intenciones y planificación para posicionarse como una potencia trascendente en los mercados financieros mundiales, es la meta.

Sin lugar a dudas China está muy por delante de Europa y de Estados Unidos en el desarrollo de las CBDC. Si esto puede o no puedo ponerlos por delante en el futuro de los pagos globales y la liquidación financiera, está por verse.

Porque a pesar de declaraciones como las de John Ratcliffe, Director de Inteligencia Nacional de USA. En general parece no haber apuro en los estadounidenses con el tema.

Decía Ratcliffe: “Un yuan digital exitoso podría desafiar el estatus del dólar en el comercio internacional…Muchos ven al yuan digital como una herramienta de vigilancia para el Partido Comunista Chino.”

Por el lado de Europa la cosa incluso se asoman mucho peor. En Enero una indecisa Christine Lagarde declaraba que “tomará una buena cantidad de tiempo asegurarse de que sea segura”, y agregó: “Espero que no sean más de cinco años”.

China acelera su CBDC global, con claridad de objetivos y acciones prácticas. Entendiendo  y preparándose para lo que le viene.

Es que los chinos han demostrado estar bien claros sobre lo que representa Bitcoin y las criptomonedas. A su vez han profundizado la investigación y el desarrollo de la blockchain. Erigiendo un producto de control espectacular.

Esas certezas son las que pueden colocar a China ciertamente en la posición que aspiran. Queda mucho espacio por evolucionar, pero evidentemente llevan una buena delantera.

Adrian Huntelar, Customer Success de Coinsquare:

“Es la moneda digital de fase de prueba más grande del mundo. Entre las superpotencias económicas mundiales, China tiene la ventaja de ser la primera en salir adelante gracias a su exitoso proyecto piloto en 4 ciudades en 2020”.

Créditos:

Imagen de PublicDomainPictures en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here