Producir un tipo de dinero nuevo, desregularizado, sin controles gubernamentales, a nivel global, ¿les suena? Los gobiernos y los órganos reguladores hace rato lo entendieron, por eso aceleran sus marcos legales a los tiempos actuales. Suiza marca ruta a una economía tokenizada, pero parece actuar como un renegado.

Dante Disparte, vicepresidente de la Asociación Libra dijo este martes: “Bitcoin como una clase de activos ha demostrado que la escasez matemática puede soportar un activo increíblemente emocionante”, pero advirtió “No es un medio de pago. Simplemente no lo es”.

Y para encender un poco más el debate, ante el argumento de que Libra no es ninguna garantía de libertad económica ni soberanía sin censura de su dinero, remato:

<<Hasta que los proyectos criptográficos sin permiso entreguen un sistema de pagos que las personas en el mundo en desarrollo realmente usen y que muestre que puede escalar, no es justo someter a Libra a lo que él llamó, “una prueba de pureza criptográfica”>>

“No es uno ni el otro. El mundo no es suma cero”.

Distintas rutas, diferentes actores y caminos diversos continúan su evolución, pero aunque parezcan contradictorios entre sí, coinciden en más cosas de lo que se cree.

Este pasado 7 de Enero se publicó las prioridades de examen de la SEC para 2020. Consideran que el mercado de activos digitales ha crecido rápidamente y “presenta varios riesgos”:

  • Idoneidad de inversión
  • Gestión de cartera y prácticas comerciales.
  • Seguridad de los fondos y activos del cliente.
  • Valoración de precios
  • Efectividad de los programas y controles de cumplimiento.
  • Supervisión de empleados fuera de las actividades comerciales.
  • Transferir agentes como prioridad de examen SEC 2020

Un terreno en construcción, donde actores como Suiza, China, Australia y otros pequeños países, parecen llevar la delantera a muchos otros.

Suiza marca ruta

Las palabras del vicepresidente de la Asociación Libra y las aun ambiguas posiciones de varios órganos reguladores, contrastan con la de los escandinavos. Suiza marca ruta a una economía tokenizada, porque definió su mapa y trabaja consecuentemente por avanzar.

La Circular 2019/01 de la Federación Suiza de Blockchain (SBF) es un manual titulado “Equidad Tokenizada, Pautas para Emisores de Equidad y Fichas Relacionadas” que indica claramente la voluntad del gobierno.

Consideran que la blockchain y la tecnología de contabilidad distribuida permiten la posibilidad de instrumentos de capital y similares en forma de tokens digitales, lo que generaría una emisión fácil y rápida de instrumentos de patrimonio de una manera que cumple totalmente con las leyes suizas aplicables.

No es que están empezando a experimentar y a ver que resulta, consideran que la tokenización de los instrumentos de capital ofrece la posibilidad de obtener capital y establecer un mercado secundario para toda una gama de empresas que hasta ahora solo tienen un acceso limitado a los mercados de capital, lo que permite un “Internet de las finanzas”.

En dos platos:

  • Tienen un marco legal que les permite la tokenización.
  • Valoran profundamente lo que algunos llamamos internet del valor.

Adicionalmente planean actualizar periódicamente esta Circular para tener en cuenta los desarrollos. Con la intención de agregar más Circulares para otros instrumentos financieros.

Suiza marca ruta a una economía tokenizada y se explaya en visualizar un mapa en la dirección que ellos consideran pertinente. Es importante que veamos el contexto de todos estos desarrollos donde se ve claramente un adelanto frente a muchos.

La Circular en sí misma es espectacular, considera que la opción de Tokenización de instrumentos ofrece una amplia gama de posibilidades y opciones para crear tokens a medida o para complementar instrumentos estándar con funcionalidades adicionales.

Una economía tokenizada

El tema central realmente apunta a consolidar a Suiza como un punto importante dentro del futuro de las finanzas globales. El manual, más allá de contemplar las pautas para la tokenización digital de instrumentos de capital, sienta las bases de la expansión hacia donde se dirigen.

Cuando se establece que el emisor “debe ser transparente sobre la tecnología elegida y debe proporcionar el código fuente de todos los contratos inteligentes relevantes”. O que “La plataforma elegida debe basarse en estándares abiertos”, se están estableciendo líneas de acción, principios y conceptos de valor de hacia donde se dirigen.

Definitivamente Suiza marca ruta a una economía tokenizada, de manera integral y con pasos claros y firmes este 2020.

Imagen de Hebi B. en Pixabay

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here