Para poner las cosas en su justa dimensión, hay que ubicarse en el contexto general de las finanzas. Analizar los procesos de aceptación cripto en base a la especulación o a un sector específico es totalmente erróneo. Sin masificación no habrá adopción, y esta pasa por asimilarse a las finanzas totales, no a un pedazo.

Es innegable que en estos últimos dos años, el avance de la industria cripto ha sido impresionante. Hemos pasado de una resistencia global, a un convencimiento generalizado que no es posible detener el comercio de criptoactivos.

Mientras los reguladores intentan por todos los medios unificar políticas y acciones, una cantidad cada vez mayor de países está tomando sus propias decisiones. La heterogeneidad es la que marca la pauta, algunas son altamente positivas, otras todavía no parecen tener mucha claridad y unas pocas cierran los caminos.

La tremenda sacudida generada por la blockchain, el bitcoin, las criptomonedas y los criptoactivos empieza a modificar los cimientos de las finanzas globales. Y parece mentira, pero hemos visto como desde algunas comunidades y proyectos cripto dan señales de no entender a cabalidad lo que pasa.

Sin masificación no habrá adopción, porque el sistema financiero mundial no se cambia de la noche a la mañana. La evolución cripto, necesita asimilar las diferentes piezas que conforman las finanzas globales de manera integral, no un solo pedazo.

No son los supuestos intercambios récord de bitcoin en Venezuela, Argentina o Sudáfrica lo que acelerará la adopción. Lo que si demuestra las negociaciones cripto, es que el bitcoin cada vez más se solidifica como una reserva de valor. Convertirse en un medio de pago masivo o moneda de uso común, pasa irremediablemente por estabilizar su precio.

Colocar las cosas en contexto, es fundamental para poder ver realmente hacia dónde vamos.

No habrá adopción general

Es muy posible que asistamos este año 2020 a un proceso acentuado de adopción del bitcoin, fundamentalmente, como protección patrimonial y ahorro especulativo, de eso no me cabe la menor duda.

La aceleración del uso de la llamada tecnología Segregated Witness (SegWit) de hasta un 66% en las transacciones bitcoin confirma lo que decimos. Nacida en el 2017 SegWit fue creado para aumentar la velocidad y eficiencia de las transacciones de bitcoin y reducir su volumen. Es ahora cuando empiezan a ver el fruto de su aplicación generalizada, de hecho muchos analistas estiman que en un futuro cercano, no existirán transacciones de la criptomoneda que se ejecuten sin este protocolo.

Las naciones asiáticas como Singapur, Filipinas, Japón y Corea del Sur avanzan muy rápidamente en este proceso de adopción. Por un lado Singapur se coloca a la vanguardia con ley enfocada en los servicios de pago, integrando a la industria de las criptomonedas y la tecnología blockchain.

Según un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) titulado “Crypto Assets en Asia: actitudes, comportamientos y experiencias de los consumidores” publicado en diciembre pasado, en Filipinas la mayoría se encuentra al tanto de las criptomonedas.

De hecho desde julio del año pasado, el FMI considera que “Filipinas puede convertirse en un mercado importante para los activos de cifrado”.

Mientras tanto en Corea del Sur una Comisión Presidencial, realizó importante recomendaciones políticas y económicas al gobierno. Consideran que los criptoactivos son una realidad y proponen vincular las criptomonedas al ecosistema financiero.

Es evidente que existen movimientos importantes también en Europa, Estados Unidos, Latinoamérica y África, sin embargo, Asia parece ir ganando la batalla de la adopción en este sector de refugio de valor y de inversión especulativa.

Este 2020 va a terminar de aclarar mucho más este panorama.

Sin Masificación

Nos guste o no, el tema de las regulaciones tendrá un impacto básico para la masificación de las cripto. Se trata de actuar y no esperar si tal o cual regulación son buenos o malos. Uno de los cambios de lo que se construye, es profundamente cultural, actuar como siempre simplemente no cambia nada.

Sin masificación no hay adopción, y se refleja en la inaplazable necesidad de contar con soluciones que integren y que se integren. Son muy ricos los aportes que en poco tiempo se han generado desde la extensión del código abierto, del Bitcoin y de la Blockchain.

Por ejemplo, han crecido de una manera exponencial las llamadas plataformas, pasarelas o procesadores de pago a nivel global. Las DApps, las aplicaciones y los desarrollos de tecnologías móviles igualmente han crecido de forma impresionante.

Las opciones de cripto bancos, banca abierta y fintech, en sus diferentes sectores, también evolucionan de manera acelerara. Pero falta convertir todo a procesos sencillos, potables, dinámicos y adaptados al uso cotidiano, común y básico.

La inmensa mayoría de las personas, no va a comprar con su sueldo criptomonedas, para después convertirla en su monedad fiat y después ir a gastarla. Ni siquiera la generalidad de FreeLancer, los autónomos, independientes o trabajadores por cuenta propia lo hacen. No tiene sentido práctico.

Por eso pienso que la masificación vendrá de la mano de criptomonedas estables y de productos que contengan la facilidad de liquidar sin volatilidad ni complicaciones.

Particularmente me ha llamado mucho la atención Sablier, un protocolo de pago, que permite que cualquier persona, envíe pagos continuos en todo el mundo aprovechando la funcionalidad de Ethereum.

¿Qué tiene de especial este protocolo? Con una interfaz sencilla y amigable permite que las empresas puedan pagar sus sueldos, dietas, honorarios, etc. de manera directa.

La adopción debe ser general

Esta plataforma Sablier sin lugar a dudas, apunta hacia el camino correcto de la adopción por masificación.

<< En Sablier, el tiempo significa dinero, literalmente. Como trabajador, verá que sus ganancias aumentan en tiempo real en la billetera Sablier. Como organización, nuestra tecnología lo ayuda a deshacerse de la molestia del administrador de la nómina. Después de un depósito único, nuestros contratos inteligentes comenzarán a “transmitir” el dinero hacia los beneficiarios, sin que levante un dedo nuevamente>>

Un paso importante que origina que, entre otras cosas, puedas elegir tu cripto, pagar/recibir por minuto / 15 minutos / hora / día hasta que se agoten los fondos, ganar intereses. Incluso puedes pagar un alquiler de manera continúa de acuerdo al flujo de tus ingresos, programar micro pagos.

Tenemos entonces que entender que sin masificación no habrá adopción. Y esta va a venir de soluciones tecnológicas como Sablier y de procesos regulatorios que impulsen la adopción cripto.

Imagen de kalhh en Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here