Han pasado duros, controversiales y largos ocho meses desde el anuncio oficial el año pasado. Al entusiasmo original de Facebook y el resto de los promotores, algunos ya fuera del proyecto, le han seguido interpelaciones oficiales, críticas y no pocas sentencias de muerte. Ahora luego de varios periplos globales, Libra busca nuevos caminos.

En su manifiesto original, la moneda Libra se crearía a partir de una canasta de activos aparentemente estables, como el dólar norteamericano y bonos del gobierno, euros, dólares de Singapur, libras del Reino Unido y yenes japoneses. Adicionalmente una Reserva Libra compuesta por esas monedas e instrumentos de deuda respaldaría el token, cuyo valor se ajustaría junto con el valor de mercado de los activos subyacentes.

En varias notas anteriores hemos dado nuestra opinión, no solamente sobre el proyecto, sino también sobre las reacciones y las verdaderas luchas que abrió Libra.

Porque definitivamente una cosa son los argumentos públicos esgrimidos y otra muy diferente la realidad de la aversión que produce Libra en ambos lados de las finanzas hoy. Parece increíble pero si en algo han coincidido algunas dentro de la comunidad crypto con el poder tradicional, es sobre este proyecto.

Dijimos claramente en “Libra, las batallas continúan” que era ‘Risible y hasta chocante ha sido ver como el argumento central contra Libra, por parte de consecuentes minadores de datos, ha sido la privacidad. Impresionante que gobiernos como el de China o Estados Unidos usan esto para perforar el proyecto’.

Y para nada defendemos a Facebook ni nada por el estilo, sus acciones hablan mucho más que claro de ellos. Sin embargo, no son precisamente quienes usan el tema de los datos personales y la privacidad a su real saber y entender, quienes vengan hoy a dar lecciones.

Libra busca nuevos caminos y parece salir.

Busca nuevos caminos

Impresiona, aunque no sorprende, como quienes han dejado el proyecto argumenten cosas realmente absurdas. Hace poco el máximo ejecutivo de la corporación MasterCard Ajay Banga, decía que no sabía cómo se haría dinero ella, con Libra. Aderezaba sus declaraciones arguyendo que “al no entender cómo se generarían ingresos, el trabajo se iba a realizar de una forma que no le gustaría, lo que precipitó el abandono del proyecto.”

Me impresiona porque parecen las declaraciones de alguien que simplemente jamás entendió a Libra y por lo tanto no sé porque entró en el proyecto. Además, ¿es que acaso una empresa como MasterCard no revisa con quien hace alianzas?

Es bueno recordar que este señor Banga, se refiriera en 2017 que el bitcoin y las criptomonedas en general, al no estar  creadas por los gobiernos “son basuras”.  También Visa, PayPal, eBay y otros más han dejado el proyecto y le han puesto su granito de arena a la controversia en general.

De los 28 miembros iniciales de la Asociación quedaron 20, a quienes recientemente se les sumó uno de los gigantes del comercio digital: Shopify. Quienes indican que tomaron esta decisión porque el proyecto “promueve la creación de un mercado digital más abierto, libre y accesible para las personas”.

Igualmente Tagomi, una startup de cifrado, paso a formar parte de la asociación. Su fundador Jennifer Campbell declaró: “Nos sentimos muy seguros de que terminaremos con una solución que brinde confianza regulatoria de que podremos ejecutar de una manera muy segura y regulada antes de construir este sistema de pago”.

De tal forma Libra busca nuevos caminos, y frente a las últimas noticias sobre los posibles cambios ratifican su idea original. Facebook dijo que “sigue totalmente comprometido con el proyecto”, ratificando que no permanecerá en el proyecto sin la aprobación de Estados Unidos.

Libra y los huesos

>> Una de las cosas más fácil de decir, pero más difícil de hacer, es mirar el bosque. Sea cual sea el sector donde nos desenvolvamos, tenemos la tendencia a estar demasiado tiempo ocupándose de las ramas. El efecto Libra no dejara hueso sano, el tsunami que ha originado desde su anuncio, seguirá avanzando<<

El tema con Libra es simplemente que tocó un punto vital para el poder global. Mi intención para nada es en defensa del proyecto y de sus promotores. Sin embargo, las excusas y frenos que se le han puesto a Libra, más allá de su pertinencia o lógica, no tocan el punto central.

Ese tema neurálgico es que por primera vez, un proyecto no controlado por ningún gobierno puede emitir dinero globalmente. Allí el Quid de todo esto.

Bitcoin tiene un potencial disruptivo poderoso, pero no posee una base de datos de 3 mil millones de personas. Nunca obviemos esto cuando hablemos o escuchemos sobre Libra, bitcoin, las criptomonedas y el dinero fiat.

Ayer el Banco de la Reserva de Australia (RBA) dijo que está listo para hacer todo lo posible para regular a Libra y cualquier otra nueva “tecnología de pago” que atraviese las fronteras del país.

Tony Richards, del Comité Selecto de Tecnología Financiera y Tecnología Reguladora:

>> Actualmente estamos probando esto con la propuesta a través de Facebook para su nueva moneda Libra, pero creo que es un problema que podemos resolver. La comunidad internacional de bancos reguladores y centrales están hablando entre sí sobre cómo regularíamos Libra si, y cuándo, se lanza. Ciertamente, el rápido ritmo de la innovación nos está creando desafíos, pero en su mayor parte podemos enfrentarlos, pero debemos mantenernos al día con la tecnología, de modo que comprendamos la tecnología que está detrás de estos modelos de negocios<<

Caminos y rutas

Seguiremos viendo cómo se van desarrollando todas estas vías en esta evolución financiera. Como hemos insistido en diversas oportunidades, este 2020 será un año bisagra para muchas cosas. No pierdan la vista a la pelota y no se descuiden por las escaramuzas, las batallas por el poder del futuro son las importantes.

Imagen de Free-Photos en Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here