Casi todos tenemos una noción de lo que es un contrato. Sin embargo, con el desarrollo web ha surgido una innovación que está transformando la economía y el mundo de las aplicaciones tecnológicas. ¿Qué son los contratos inteligentes? vamos a dilucidar un poco esta innovación que está impactando el mundo criptográfico.

En la actualidad tanto las Finanzas Descentralizadas DeFi. Los exchanges descentralizados DEX y múltiples aplicaciones. No serían posibles sin la existencia de contratos inteligentes.

El origen de estos se remonta al año 1994. Para entonces Nick Zsabo, un licenciado en computación y criptólogo. Creía que la especificación a través de una lógica clara. Así como una verificación y ejecución de protocolos criptográficos y otros mecanismos de seguridad digital. Podía constituir una mejora importante sobre los contratos legales tradicionales.

Esta idea se fue desarrollando y en 1996 publicó el trabajo Smart Contracts: Building Blocks for Digital Markets. Este, sentaba las bases iniciales del funcionamiento de los contratos inteligentes en plataforma digitales. Sin embargo, para el momento de la publicación de ese trabajo. No existía la tecnología para llevar a cabo las ideas de Zsabo. No fue sino hasta el 2009, con la aparición de Bitcoin que esto fue posible.

¿Qué es un contrato inteligente?

En líneas generales, un contrato inteligente es un programa informático. El cual, registra un acuerdo entre dos o más partes. Y que se ejecuta por un sistema automatizado que no está controlado por ninguna de las partes. De tal manera, que al momento que se cumplen todas las condiciones dispuestas en este acuerdo. El contrato se ejecuta según los parámetros establecidos en el sistema y que fue aprobado por las partes involucradas.

En un contrato donde no media estos sistemas automatizados, el cumplimiento del mismo es responsabilidad de las partes firmantes. Suele pasar que alguna de ellas cambie de opinión y disponga de los recursos comprometidos en el contrato y desvíe o retarde su ejecución.

En cambio, un contrato inteligente no depende de la voluntad de las partes para ejecutarse. Para lograr esto, los contratos inteligentes han de ser inmodificables. Una vez aceptado, no se puede cambiar los parámetros y las condiciones. Otra ventaja radica, en que no se necesitan intermediarios para la ejecución del contrato. En los contratos tradicionales si alguna de las partes no cumple, tendrían que proceder a un juicio donde se sacrifica tiempo y dinero.

Contratos inteligentes en Ethereum

Actualmente distintas plataformas basadas en blockchain ofrecen aplicaciones donde se involucran contratos inteligentes. Estamos hablando que Ethereum, Hyperledger, Counterparty, Rootsock y Corda del consorcio r3, serian por así decirlo las mas conocidas.

Por poner un ejemplo, la plataforma de Ethereum provee un lenguaje realmente simple para construir un contrato inteligente. Para esto, el sistema de Ethereum para escribir contratos inteligentes es Turing completo. Dicho de otro modo, es lo suficientemente estable y completo para desarrollar cualquier aplicación.

En este sentido, Ethereum ha desarrollado el estándar ERC20. Con el cual, puede crear tokens que respaldan proyectos de criptodivisa. De esta manera, su plataforma es capaz de gestionar la venta de los tokens a través de una oferta ICO. La cual se emite y distribuye según el algoritmo. Esto facilita que cualquier compañía o individuo cree su propia criptomoneda hoy en día.

Sin embargo, un contrato inteligente debe estar bien programado. Pues su eficiencia radica en que no haya errores de ejecución. Esta tecnología es la que hace posible la finanzas descentralizadas y todo el ecosistema que sustenta a las DEX. gracias a Zsabo, y la blockchain podemos contar con los contratos inteligentes.

 

Imagen cortesía de Pressfoto en Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here