Podemos sencillamente negar que el sol sale todos los días y no por eso dejar de sentir sus efectos. Es cierto que lo nuevo tendrá sus resistencias. No obstante, si algo es malo de una u otra manera termina siendo destruido y abandonado. Al día de hoy, parece ser que las criptomonedas  son un destino seguro para los usuarios.

Generalmente cuando hablamos de criptomonedas inmediatamente nos viene a la mente Bitcoin. Porque, entre otras cosas, fue la que inauguró todo este movimiento. No deja de ser cierto, que es el mayor exponente de las cripto y la que mas éxito ha tenido.

Según algunos datos, las transacciones diarias con Bitcoin han crecido rápidamente a más de 300,000 por día en 2020. Esto debería ser muestra suficiente para indicarnos que algo positivo está ocurriendo con esta criptomoneda. Si algo crece, es porque ha conseguido un contexto idóneo para su sustento. Y, en este sentido el crecimiento de las transacciones en Bitcoin demuestra lo mismo.

Se ha hablado de su riesgo, de su volatilidad, de las estafas. Y es natural que se advierta de los aspectos negativos que rodean cualquier evento, producto o servicio. Sin embargo, viajamos rumbo a un destino Cripto, y muchos nos quedamos dentro del carro negando el paisaje.

Criptomonedas son un destino

No obstante, ¿Han sacado la cabeza de la ventana y observado el paisaje? ¿Qué ven?

No sé ustedes, pero yo veo que empresas como Microsoft, KFC y Twitch aceptan Bitcoin. De igual manera, firmas como Overstock y Starbucks han prometido aceptar pagos en la criptomoneda. Así mismo, Whole Foods, Gamestop y Jamba Juice procesan los pagos de Bitcoin a través de la aplicación Spedn.

Bueno, que algunos para aceptar esta realidad, tengan que ver el Bitcoin circular con la misma naturalidad como lo hace la moneda fiduciaria, es otra cosa. Pero eso no es muestra de aceptación sino de imposición.

Por ejemplo, en aquellos países de Latinoamérica y África, donde la moneda local ha perdido valor, las personas usan Bitcoin y otras criptos para hacer o recibir pagos intrafronterizos y enviar remesas.

Pero, pasaran algunos años quizás para ver fluir con libertad las criptomonedas. Ya que, no es menos cierto que existen intereses amenazados. Aun así, hay una cantidad muy alta de cajeros automáticos de Bitcoin en las principales ciudades de los EE. UU. Por ejemplo, Nueva York tiene más de 500 máquinas. Y, de manera similar, San Francisco cuenta con 172.

Por si fuera poco, ya se han emitido tarjetas de crédito Master Card cuyos fondos son en Bitcoin. La Bitcoin-manía ya no es una moda. Vino para quedarse.

¿Por qué está creciendo la inversión privada en estos servicios? Pues, Bloomberg mencionó recientemente que BTC es el activo con mejor desempeño de la década, mostrando un notable aumento del 9.000.000%.

Al sacar la cabeza por la ventana, no podemos ignorar el paisaje. Las Criptomonedas  son un Destino Seguro. Ya algunos se encuentran disfrutando de sus beneficios. Su crecimiento en los últimos años es indicativo que esos beneficios alcanzarán a muchos más.

Imagen de MasterTux en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here