La delincuencia en el mundo físico tiene varias contenciones. Una, son las fronteras naturales. Hay delincuencia que no puede trascender más allá de sus límites. La ciber delincuencia no tiene ese impedimento. La ciberseguridad con análisis Blockchain, se utiliza para ubicar a los perpetradores a pesar de ese obstáculo.

Un riesgo de la virtualización de la realidad es que la delincuencia ya no queda contenida en un sitio. Sino, que es fácilmente exportable. Viaja con cada clic donde quiera que exista una red de internet abierta y vulnerable. Y esto, es el caso de la mayoría de los ordenadores en el mundo.

Y si bien la ciberdelincuencia ha evolucionado. No ocurre así con los mecanismos de seguridad. En el mundo físico existen persecuciones policiales, y observamos en las películas este tipo de escenas. Pero la persecución en el mundo virtual no es tan fácil como en el mundo físico.

En el mundo virtual los delincuentes crean mecanismos para evadir su ubicación. Su centro de mando muchas veces queda oculto. son como leones asechando. No te das cuenta que está ahí hasta que te conviertes en una presa deseable.

No es fácil tomar conciencia hasta que te ocurren las cosas. La ciberseguridad ha sido materia que especialistas en el tema, reprueban. Ya lo compartimos antes, estudios de Inmune web y Fortinet, han coincidido en esta afirmación.

En el mundo físico si bien tenemos cuerpos de seguridad. No obstante, nos cercioramos de cerrar las puertas y ventanas al salir. Usamos distintos tipos de llaves y puertas. Hablamos con los vecinos por si surge alguna contingencia. Tenemos teléfonos de los entes de seguridad por si ocurre algún incidente. Y somos actores y protagonistas de nuestra supervivencia.

Ciberseguridad caso Ransomware

El ransomware es un arma cibernética que usa el delincuente para hacer estragos en la web. Es lo más cercano a un secuestro. Su modus operandi es bloquear los archivos del ordenador al cual no puedes acceder para luego cobrar un rescate.

Este mecanismo ha evolucionado desde su aparición en la década de los 80.

La forma de entrar a tu equipo es a través de software maliciosos, correos, encuestas, publicidad engañosa, entre otros. El uso de la ingeniería social es recurrente para distribuir y propiciar el uso de este virus.

El ransomware ha cobrado muchas víctimas. Las cuales, son extorsionadas al exigirles pagos en moneda fiat y en estos últimos años criptomonedas. Con el fin, de desactivar los programas secuestrados o desbloquear el ordenador de la víctima.

La incidencia de estos hechos, ha llamado la atención de los organismos reguladores de USA. Específicamente de la OFAC y el FinCEN. Quienes han emitido comunicados con el objeto de regular a los emisores y receptores de pagos por motivos de secuestro cibernético causados por la acción de los ransomware.

En su comunicado, los reguladores estadounidenses expresan que en caso de ser atacado, o trabajar con un cliente que haya sido atacado. Se debe recopilar la mayor cantidad de evidencia posible. De tal manera, que se debe reunir capturas de pantalla, mensajes de rescate que se reciban, entre otros. Y luego, enviarla a las agencias gubernamentales correspondientes para saber qué tipo de ransomware ha sido utilizado. De tal manera, que se comience a formular una respuesta.

Estos métodos, deben ser para nosotros, los usuarios y los prestadores de servicio, una materia aprendida. No sólo, para saberlo, sino para generar iniciativas que sirvan para contrarrestar sus efectos. Hoy la ciberseguridad tiene una herramienta: ciberseguridad con análisis blockchain.

Ciberseguridad y Análisis

Según el ente regulador de la OFAC. El análisis de blockchain puede ayudar a las víctimas y a quienes trabajan en nombre de las víctimas. De tal manera, que se puede identificar carteras asociadas con variantes específicas de ransomware y actores designados.

En este sentido, agrega. Es difícil determinar dónde están ubicadas las entidades en función de sus billeteras o direcciones de criptomonedas. Sin embargo, si son direcciones de depósito o interactúan con direcciones de depósito en un intercambio. Luego, la información jurisdiccional de ese intercambio es visible. El análisis de blockchain es imprescindible para este tipo de investigación.

La OFAC y la FinCEN ya emitieron instrucciones para abordar esta amenaza. Lo cierto es, que muchas veces las iniciativas surgen después de ocurrir cientos de actos delictivos. Al parecer, somos actores pasivos de los procesos regulatorios.

En este sentido, tanto los emisores de criptomonedas, usuarios y comunidad cripto en general. Deben generar propuestas e impulsar iniciativas para regular, fortalecer, y hacer del uso de las criptomonedas y sus espacios, algo seguro, efectivo y de fiar para todos.

De tal manera, que no se debe esperar, que los espacios y las iniciativas se den por los entes reguladores de los Estados. Aunque, sean estos últimos quienes aprobaran o no las propuestas.

Tampoco, se debe esperar a después que ocurran los acontecimientos que manchan la imagen de las criptomonedas. La cadena de bloques, es pública, y rastreable. Hoy esa cualidad ayuda la Ciberseguridad con Análisis Blockchain. En este sentido, aprovechemos las ventajas que brinda la innovación y propongamos e impulsemos iniciativas regulatorias que brinden mayor confianza a los usuarios y prestadores de servicio.

Imagen de Katie White en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here