Ya habíamos hablado anteriormente, sobre la llegada inminente de las CBDC y la encuesta que hiciera el Banco de Pagos Internacionales (BIS). ¿Su conclusión? Es probable que los bancos centrales emitan los primeros CBDC en los próximos años. Sin embargo, ha tenido resistencias. ¿Serán las CBDC, un Invitado no Deseado?

El día de ayer, MasterCard, la empresa líder en la operación de múltiples vías de pago. Anuncia que ha diseñado un entorno de prueba virtual para que los bancos centrales evalúen los casos de uso de CBDC.

Con esta propuesta, la empresa de tecnología global en la industria de pagos, invita asociarse con ella. Con el objeto de, evaluar los diseños tecnológicos de CBDC, validar los casos de uso y evaluar la interoperabilidad con los rieles de pago existentes disponibles para consumidores y empresas en la actualidad.

De esta manera, la plataforma virtual promete ser versátil y adaptarse al contexto en el que opera cada banco central. Les permitirá:

  • Simular un ecosistema de emisión, distribución e intercambio de CBDC con bancos y consumidores.
  • Demostrar cómo un consumidor puede utilizar una CBDC para pagar bienes y servicios en cualquier lugar del mundo donde se acepte Mastercard.
  • Examinar varios diseños de tecnología CBDC y casos de uso para determinar más rápidamente el valor y la viabilidad en un mercado.
  • Evaluar los esfuerzos de desarrollo de CBDC, incluida la construcción técnica, la seguridad y las primeras pruebas del diseño y las operaciones.

Es así como, la empresa Mastercard, se compromete en apoyar a los bancos centrales. Siempre que, no sea excluida. Y que el camino elegido para modernizar los pagos, se adecuen a las formas de pago existentes. Mastercard no está dispuesta a ser desplazada.

CBDC un invitado no deseado a la fiesta de Intereses Globales

A pesar que la innovación en materia de transacciones, comercio y pagos avanza sin pedirle permiso a nadie. No sin razón aparente, sino impulsados por la necesidad de recortar costos y de incluir cada vez más al sector desbancarizado de la sociedad. Han sido pocos los anuncios de algunos Bancos Centrales de incorporar las CBDC en un corto plazo.

Ya fuimos testigos de la declaración del rector del banco central de Brasil, Campos Neto, indicando que para el 2022 podrían tener en circulación su moneda digital. Así mismo, las autoridades del gobierno metropolitano de Tokio ya habían afirmado, que probablemente implementarían una CBDC para el 2025.

Más allá de esto, son pocas las instituciones que hayan dispuesto pasar de la investigación a la acción. Pero que admiten estar listas, más no dan el paso. Hay muchos intereses en juego y resistencias.

Siempre que en el contexto de la historia humana emerge un nuevo elemento, surge la pregunta: ¿A quiénes afecta esto? En el mundo de la negociación lo denominamos “análisis de involucrados”. Una categoría que en el universo de las finanzas se conoce pero poco se discute.

Esta idea, nos permite entender las resistencias para la adopción de nuevas tecnologías. Intereses tan obvios como el de mantener el poder sobre las finanzas, y los espacios de poder, son maquillados con decisiones pseudo científicas, políticas y prudencias absurdas. Pensemos, el surgimiento de Bitcoin y la Blockchain le quitó el trabajo a mucha gente y amenaza con desplazar otras tantas.

Las criptomonedas, la Blockchain, las DeFi, e incluso las CBDC, entre muchas otras innovaciones, surgen desde la necesidad. Son el asistente de la fiesta que nadie invitó y amenaza con ser el centro de atención de todo el evento.

¿Estarán listos los sectores interesados para aceptar a un invitado no deseado?

Créditos

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here