No, ya no basta con acciones extraordinarias, la cosa no se resolverá definitivamente solo con salir de lo ordinario. Es cierto que aún nos falta mucho por desarrollar, pero nuestra historia ha sido así. Tiempos extraordinarios y medidas disruptivas para estar en primera fila.

Los saltos evolutivos, del origen que sea, no te preguntan si estás listo o no. Simplemente se producen y el que esté preparado o tenga rápida capacidad de respuestas tiene la ventaja.

Hemos visto como el Bitcoin, las criptomonedas y el Blockchain ha producido reacciones de todo tipo. Desde gobiernos y sus bancos centrales, pasando por la banca tradicional y los reguladores globales, hasta corporaciones digitales mundiales.

Todos tienen un punto en común: sienten que las cripto pueden romper el juego actual. Y en consecuencia cada quien ha optado por intentar las acciones que consideran mejor para ellos.

Ahora, el tema era que todo marchaba a los ritmos normales que se toman para producir cambios más o menos importantes. Libra ciertamente les prendió varias alarmas, pero sentían que eran situaciones controlables.

El Coronavirus quizás no sea el responsable directo de la crisis económica que ya se siente. Pero sin lugar a dudas explosiono la tranquilidad de la zona de confort.

Tiempos extraordinarios y medidas disruptivas, porque ya nada será igual. A pesar de que se avanza en medidas, en la vacuna y en procedimientos no tan brutales como hizo China, el horizonte sigue abierto.

De hecho ayer la delegación médica china que está en Italia dio las coordenadas de su solución.

>>Para acabar con los contagios hay que parar toda actividad económica y cortar la movilidad de la gente<<

Unas medidas nada fáciles para quienes viven en democracia. Adicionalmente, las consecuencias ya la hemos conversado en varias entregas desde la semana pasada.

Tiempos y medidas disruptivas 

Las personas tienen en la fe un poderoso aliado para mantener su esperanza. Sin embargo el fanatizarse creyendo que todo simplemente se arreglara rezándole a una estampita, puede tener resultados funestos.

Tiempos extraordinarios y medidas disruptivas para procurar sacar cosas buenas de toda esta pandemia global. Este virus que tuvo su origen en la ciudad de Wuhan en China, producirá una escalada de cambios.

Y habrá que escoger rápidamente cuál de los caminos queremos transitar.

El primero es tomar medidas extraordinarias para paliar los efectos económicos y sociales. A las tradicionales acciones fiscales, tributarias y de impresión de más dinero fiat, se les unen otras un tanto nuevas.

Desde Japón llegan solicitudes de apurar su CBDC. Kozo Yamamoto, miembro de la Cámara de Representantes en la Dieta dijo:

“El yen digital serviría como moneda puente entre otras monedas digitales. Argumentó que un CBDC puede abordar problemas potenciales que pueden surgir si grandes empresas como Apple, Google y Facebook y Amazon emiten sus propios tokens que no son operables fuera de sus respectivas paredes”.

Ahora un informe de BitMex publicado este 18 da una visión un tanto diferente y muy interesante sobre las CBDC. Consideran que las CBDC se pueden lograr casi por completo sin la tecnología blockchain. Al mismo tiempo, cualquier beneficio de la tecnología blockchain se puede lograr independientemente de CBDC.

Establecen dos categorías de CBDC:

  • Prohibir el efectivo físico.
  • Permitir que los clientes minoristas tengan depósitos directamente en el banco central.

Creen que de las dos políticas, la prohibición de efectivo físico es más probable que ocurra en el mediano plazo. Y concluyen que es poco factible que CBDC se desarrolle de manera significativa en una jurisdicción importante. Al menos mientras continúa el paradigma económico actual de los choques financieros, seguido de una política monetaria altamente expansiva.

Eventos extraordinarios

Tenemos entonces un escenario donde posiblemente el sistema actual de algunos pasos hacia la digitalización expansiva, pero sin modificar las bases del mismo.

Claro vivimos momentos de un virus que alcanzó a todos en el mundo. De tal forma que es posible y altamente factible que dependiendo de su situación determinados países tomen otras vías.

Tempos extraordinarios y medidas disruptivas pueden empezar a dar sorpresas, dependiendo de necesidades que el sistema actual no puede resolver. Y aunque suene un contrasentido y hasta chocante, a veces las cosas toman rutas impensadas.

De hecho ayer, Sella el vigésimo banco más grande de Italia, dijo que ofrecerá servicios de comercio de Bitcoin a 1,2 millones de clientes.

“El servicio se encuentra actualmente en pruebas beta. En unos días, estará disponible para todos los clientes. Los clientes de Hype Start (cuenta básica) podrán comprar y vender un máximo de USD 2,700 por año, mientras que las tasas de compra y venta de los titulares de cuentas Plus y Premium tienen un límite de alrededor de USD 54,000 por año”.

Coloco ejemplos desde lo tradicional, porque lógicamente son quienes tienen que tomar las medidas disruptivas. Se supone que la comunidad criptográfica ya debería tener planes y acciones que impulsen el sistema más allá de lo actual.

Pienso que vamos a ver muchísimas más iniciativas disruptivas desde lo actual. Todavía estamos en un momento extremadamente temprano para hacer los balances.

Ahora todo indica que para nada van a ser buenos los resultados finales de esta pandemia global. Serán los países y las personas más débiles y vulnerables los mayores afectados.

Momento propicio para dejar de seguir viejas recetas que no resuelven los problemas de fondo.

Tiempos extraordinarios y medidas disruptivas para empezar a sacudirse de un sistema que simplemente no puede más.

Créditos

Imagen de Pete Linforth en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here