Fidelity Digital Assets FDA, es uno de los proveedores de servicios financieros más grandes y diversificados del mundo. Este mes de Octubre, emite un informe. La Tesis de inversión de Bitcoin según FDA, estudia el papel de bitcoin como inversión alternativa. En el cual, examina las perspectivas que impulsan el interés y la inversión en BTC.

A través del mencionado informe, esperan ayudar a las personas a establecer decisiones sobre la inversión en criptomonedas. Sobre todo, en los actuales momentos cuando bitcoin se integra cada vez más en los mercados y carteras tradicionales.

Las personas eligen el Bitcoin por muchos motivos. Los cuales, depende de las circunstancias y opiniones de lo que cada quien asume qué es Bitcoin. Y, en la mayoría de los casos en lo que podría convertirse en el futuro.

La mayoría de los reguladores, expresan que una de sus preocupaciones en los criptoactivos es su “alta volatilidad”. La cual, las descarta como un depósito de valor.

No obstante, si ha quedado demostrado que la cadena de bloques se utiliza para facilitar la compensación y liquidación al por mayor, los pagos de los consumidores y la marca de tiempo de los datos.

En la opinión de esta firma, Bitcoin puede cumplir simultáneamente muchas funciones. Ya sea, de forma básica o mediante capas incrementales. Lo que, indica que el éxito de Bitcoin no se basa en cumplir un propósito singular.

Tesis de inversión de Bitcoin

Sin embargo, hay razones por las que Bitcoin podría seguir sirviendo como un diversificador de cartera y una herramienta de mejora de la rentabilidad. En particular, los factores que explican los rendimientos en bitcoin son distintos de los que explican los rendimientos en otras clases de activos.

Por ejemplo, los fundamentos de Bitcoin están relativamente protegidos del impacto económico de la pandemia de COVID-19. Debido, a que su funcionalidad no se basa en la rentabilidad o la producción. Ya que, Bitcoin es nativamente digital.

De igual manera, Bitcoin también es único en el sentido que continúa siendo influenciado por el sentimiento de los inversores minoristas. Lo cual, puede capitalizar el cambio en la forma en que los inversores minoristas interactúan con los mercados tradicionales. Esto,  podría significar una transferencia de riqueza a la generación millennial durante los próximos 10 años.

Hoy en día, bitcoin es pequeño en términos de tamaño de mercado y volumen de operaciones para considerarse una clase de activo independiente con una asignación estratégica en carteras. Sin embargo, ser clasificado como una inversión alternativa por ahora, a medida que bitcoin crece y madura y los inversores estudian sus características, no impide que bitcoin madure y se convierta en una clase de activo independiente.

Independiente y alternativa, no son necesariamente mutuamente excluyentes. Es decir, muchas clases de activos independientes pueden clasificarse simultáneamente como inversiones alternativas, según el inversor.

Bitcoin es un activo de inversión único. Ciertamente, con diferencias convincentes en relación con las clases de activos tradicionales y las inversiones alternativas convencionales. No obstante, esto podría convertirlo en una adición beneficiosa a una cartera. Hay mucha tela que cortar de este informe y esta Tesis de inversión de Bitcoin según FDA.

Imagen de Basker Dhandapani en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here