Por demás interesante cómo están avanzando las rutas de las entradas a las criptomonedas. Dos caminos cripto se fortalecen y se asoman con claridad.

Bitcoin, Ethereum y Tether concentran un sólido 80% del mercado de criptomonedas. Si vemos en detalle de donde proviene su crecimiento, comprobamos cosas interesantes.

En principio es importante destacar el peso de la inversión institucional en estas tres cripto. A pesar de que dos de estas cripto son volátiles y una estable. Instituciones financieras y empresas de importante tamaño, toman posiciones desde estas cripto.

Parece un contrasentido, pero definitivamente no lo es. Empiezan a considerar estas organizaciones predilección por esta combinación de criptomonedas. Por un lado invierten en riesgo, y por otro aumentan exposición en estabilidad digital.

Dos caminos cripto se fortalecen y en principio dan muestra de ir armando una cartera. Un portafolio que posiblemente sigan otras empresas e instituciones en el 2021.

Konstantin Richter, CEO y fundador de Blockdaemon dijo:

“Más instituciones y proveedores de liquidez están ingresando rápidamente al espacio y las inversiones en bitcoin parecen ser fuertes”.

Por nuestra parte, hace poquísimo tiempo le confirmamos con hechos:

>>De acuerdo con los datos de BitInfoCharts un total de 110 ‘ballenas’ tienen al menos 10.000 BTC. Un pico histórico para este año 2020. Pero eso no se queda allí, un total 2.120 direcciones tienen entre 1.000 y 9.999 BTC. Este mar de ballenas azules y cachalotes, controlan en total el 42,39% de los bitcoin actuales<<

Realidades y datos que muestran hechos, no expectativas ni creencias. Este año en definitiva parece marcar una clara tendencia de refugio para bitcoin. Al mismo tiempo de consolidar a USDT como bisagra y puerta corrediza.

Pero es que también muestra a ETH fortaleciéndose como activo imprescindible en el mercado.

Caminos cripto se fortalecen

Por otro lado nuevos inversores minoristas y capitales de riesgo, se acercan a las altcoins y las DeFi.

Richter nos asoma:

“La adopción institucional de la criptomoneda ha demostrado ser un factor importante para la adopción por parte de los usuarios minoristas. Si DeFi puede madurar y lograr atraer una inversión general similar, es probable que haya grandes oportunidades para los primeros usuarios de la tecnología en el próximo año”.

A ver, expliquemos un poco más estas consideraciones. Grandes inversionistas empiezan a asumir a bitcoin, ethereum y Tether como refugio y/o resguardo.

Y por otra parte, inversores de menor tamaño asumen mayores niveles de riesgos en el novedoso sistema DeFi. Así como también en un grupo de altcoins que muestran expectativas de creciente impulso.

Importante destacar que la pandemia no se ha ido, tan solo está cambiando su rostro. Dos caminos cripto se fortalecen y continúan abriendo posibilidades y alternativas.

Un año 2020 al que todavía le quedan sorpresas y saltos por suceder. Y un 2021 que mostrará caminos cripto espectaculares:

“En la medida que las DeFi continúen construyendo un sistema financiero alternativo, veremos muchos cambios. Lógicamente habrá con mayor énfasis y afán regulatorio a nivel general”.

Por eso aquí siempre tendremos nuestra mente abierta, porque al final, en eso consiste esta disrupción.

Imagen de Hans Braxmeier en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here