Un mundo donde aún muchos creen que el dólar, el euro o cualquier otra moneda fiat, está respaldada por oro, cambiarlo es un reto. Incluso, otros juran que su moneda nacional esta soportada por las riquezas del país. Así que bitcoin pizza day la primera campanada, es un hito.

Y los es, porque fue la primera vez que se realizó una operación, donde las partes reconocían básicamente que bitcoin era un método pago. Recibiste un bien o servicio y te pagaron en consecuencia.

Luego de eso, muchísima agua ha recorrido distintas y disímiles rutas en el mundo. Hoy Bitcoin y las criptomonedas son una realidad tangible y notable. No ha roto literalmente las finanzas globales, pero los poderes saben que está allí.

Ciertamente el pago con bitcoin y criptomonedas palidece al lado de cifras como los $ 2 billones, en un solo trimestre de Visa en 2018. Por eso es que hay tener los pies bien puestos sobre la tierra.

Bitcoin pizza day la primera campanada, es un camino desafiante hacia la adopción global.

A las aprensiones de riesgo y complicaciones de uso, debemos sumar innegablemente la falta de educación financiera. Porque el tema no es ni siquiera si la gente conoce sobre bitcoin. El quid es que tenemos una población mundial financieramente hablando ignorante, así de sencillo.

Que la gente siga creyendo en el patrón oro o que las monedas las respalda la riqueza materiales es esclarecedor. Por eso, el reto es espectacular para este nuevo dinero, que crece a pesar de factores externos y sus propias deficiencias.

En una población de más 7 mil millones 700 personas, que solo 50 millones tengan cripto globalmente, te dice dónde estamos. Bitcoin y las criptomonedas requieren de adopción para pasar a la masificación, eso es definitivo y prioritario.

Bitcoin pizza day

Sin lugar a dudas la pandemia originada a nivel global por el coronavirus romperá muchos esquemas. Y serán quienes estén más preparados los que tomaran las primeras posiciones. En la medida que el bitcoin y las criptomonedas avancen en resolver los temas de escalabilidad, volatilidad, potabilidad y sencillez los campos se abrirán.

En el caso específico de los países con draconianos controles de capital, inestabilidad política e inflación las cripto tienen mucho que aportar.

Pero mucho cuidado, existen, tanto viejos como nuevos, actores que también pujan en el mercado:

>>La pandemia global, está sirviendo de catalizador de una situación que ya venía manifestándose a nivel mundial. Murió el efectivo físico no fiat, porque la gente presume que este no será el último virus.

Con la cadena de bloques nació el internet del valor, y la posibilidad de transferir dinero en toda la red a nivel global. Los Estados, gobiernos y organismos globales sin lugar a dudas, van a acelerar los planes de dinero virtual controlado<<

Así que retrocediendo en el tiempo, el bitcoin pizza day la primera campanada, es solo parte del engranaje mayor. La evolución de las finanzas está trayendo impresionantes desarrollos y avances, como también remake de algunos que quieren seguir en la jugada.

Ahora más que nunca tendremos un mundo pos pandemia cambiante, y donde reinara por un tiempo la incertidumbre.

Un mundo que se debatirá entre “uno menos abierto, menos próspero y menos libre”, como mantiene Stephen M. Walt. Y uno donde “el poder del espíritu humano pueda prevalecer en respuesta a este desafío extraordinario”, según Nicholas Burns.

¿O tendremos una enorme franja en el medio de estas dos posiciones? Signadas por un aumento dramático de las brechas económicas, sociales y políticas.

Fue bitcoin pizza day la primera campanada, sin querer un acto desafiante.

La primera de otras

El 22 de Mayo del 2010,  Laszlo Hanyecz quería  comprar dos pizzas grandes con 10.000 BTC como forma de pago:

“En aquel momento, Bitcoin era una tecnología muy poco conocida y de la cual pasaban el resto de los comunes mortales. A pesar de que ya había pasado mucho tiempo desde su primera transacción, Bitcoin era muy poco conocido. Sin embargo, muchas personas se mostraban interesadas por la oferta ofrecida por Laszlo. Oferta que en aquel momento era lo mismo que recibir 41 $. Algo que cuesta creer a día de hoy, pero en ese entonces ese era el equivalente a 10.000 BTC. Nada más lejos de la realidad actual, que ubica a 1 BTC rozando los 8.000 $. Cualquiera diría que eso es una locura y lo es, pero una de la que Laszlo no siente remordimiento alguno. En especial cuando tuvo la oportunidad de darse un gustazo con su familia, recibiendo sus pizzas en casa y pagando con Bitcoin. ¡Bendita sea la vida!”

Eso ya hace tiempo que es historia, ahora nos toca escribir los siguientes capítulos de lo que sigue.

Bitcoin pizza day la primera campanada, porque el futuro hoy se me antoja con sabor a cripto.

Imagen desde FreePik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here