Tiempos de confinamientos y cuarentena global, en distintos niveles y con diferentes características. La necesidad de conexión, trabajo, finanzas y relaciones en general se incrementan ante el impedimento de contacto físico. Activa pesca de arrastre en Venezuela, para aprovechar lo bueno y desechar lo malo.

Y todo tiene un contexto, desde las brechas digitales, las culturas nacionales, la economía local y por supuesto el sistema de gobierno. Nada es casualidad, y la emisión espontanea se la dejamos a la física.

Dicen algunos que no hay peor ciego que aquel que no quiere ver. Es que a pesar de las inequívocas señales del mal camino tomado por el régimen venezolano, algunos insisten en ver hacia otro lado. Activa pesca de arrastre en Venezuela, amenaza con terminar de convertirnos en una simbiosis de anarquías ilegales y legales.

En el mes de enero, Descifrado nos sumergía en datos realmente escalofriantes y que ponen en contexto lo que en verdad pasa en Venezuela:

>>Según cifras de la OEA, ONU y otros organismos multilaterales, así como la firma Ecoanalítica, dicha economía ilícita dejo rentas en el 2018 de un estimado de 15 millardos de dólares, y aunque en el 2019 no se conoce el monto generado, podemos concluir sin lugar a dudas que esa cifra aumentó.  El PIB de Venezuela se situó en unos 71 millardos de dólares en el 2019 por lo que se podría decir que las actividades ilícitas dan ganancias de casi un 25% de la economía nacional<<

De tal forma que en Venezuela en esta época de pandemia, lidiamos con dos situaciones complejas.

Por un lado, un régimen cuyo ADN está marcado de ilegalidades y corrupción, lo que impulsa desgobierno, caos y desatención al ciudadano. Y por otra parte, una crisis mundial que cambia nuestra manera de desarrollar la vida cotidiana.

Activa la pesca de arrastre

Sobre la primera situación, prefiero en esta oportunidad que cada quien juzgue por sí mismo. Tiempo habrá más adelante para explorar a fondo el tamaño y alcance de este cáncer.

Ubicándonos en nuestra segunda situación, es definitivo que el mundo que emergerá pos pandemia será profundamente más digital. Esto de entrada provoca aprensiones, temores, retos e inmensas oportunidades. Dependerá de como afrontemos las cosas.

El director de la INTERPOL, recalca en estos días:

>>Lo que a Interpol le gustaría destacar es que la gente debe estar atenta, debe desconfiar cada vez que se adentra en algo… para asegurase, deben hacer preguntas difíciles. Es mejor sondear a posibles socios comerciales… que confiar en ellos. Luego vemos que hay… archivos adjuntos o correos electrónicos que la gente está abriendo, ya sean para secuestros de datos, o para pedir rescates a hospitales, o incluso el crimen organizado ofreciendo préstamos abusivos a personas necesitadas de dinero, u ofreciendo servicios de transporte o de limpieza. Estos no son delitos evidentes, sino que es el crimen organizado camuflado en las respuestas de alguien y se aprovecha de la situación<<  

Preguntas difíciles, ¿Por qué será que la gran mayoría no las hace? Si usted le va a confiar su dinero a alguien, por corto periodo que sea, ¿Por qué no indagamos adecuadamente?

En nuestro país, a raíz de la migración de millones de venezolanos, las remesas se han convertido, en fuente primaria para muchos. Esto ha traído un efecto cascada en distintos sectores y aspectos de nuestra vida.

Junto a la profunda crisis que atravesamos, el envió de dólares a familiares nacionales, explotó su uso y la necesidad de negociar. A pesar de no tener cifras confiables de los montos y los ‘caminos’ que se toman, los cambistas dominan por amplio margen.

En Venezuela sin un ojo

De acuerdo a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) los venezolanos ya superan los 5 millones en todo el mundo.

Y según la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), compuesta por agencias de la ONU, la Cruz Roja y otros organismos, al menos 70 % destina una cuarta parte de sus ingresos a sus familiares que dejaron en casa.

En esta activa pesca de arrastre en Venezuela, los informales continúan ganado la batalla. La gente prefiere arriesgarse por esta vía a tener que esperar hasta 48 horas por un envió. Además que la liquidación es a tasa oficial y el retiro son en físico.

Precisamente han surgido plataformas que se suman a este mercado. Sin ningún tipo de regulación, ofrecen servicios de cambio, transferencias y depósitos de dólares a bolívares en cuentas nacionales.

Y aunque impulsamos y defendemos el emprendimiento como actividad fundamental, las cosas deben tener transparencia. En esta evolución digital para nada es complicado desarrollar una aplicación de este tipo. Y cruzar información para depositar en bancos nacionales, tampoco.

Activa pesca de arrastre en Venezuela, para que abras los ojos, revises adecuadamente y tomes tu mejor decisión:

  • Mercadolar : Nacida el 2016 ofrece comprar, vender, pagar dólares, así como enviar remesas a Venezuela. Se requiere tener cuenta bancaria en Estados Unidos para registrarse. Es de las pocas donde puedes ver información importante: Situación legal, equipo, tarifas, comisiones o tasa de conversión. No tienen aplicación móvil.
  • Cambiosapp : De acuerdo a su web, su sede central es en Chile. Abarcan 7 países incluyendo a Venezuela, aunque no tiene aplicación oficial en el país. Si intentas abrir la app web, te aparece error. No existen datos del equipo, ni preguntas frecuentes, ni datos sobre comisiones, tarifas o tasa de conversión para el caso venezolano.

Cuidado en el arrastre   

  • Valiu : Ofrecen la forma más fácil y segura de enviar dinero a Venezuela en menos de 1 Hora. Con las mejores tasas del mercado y sin depender de terceros. En su web no hay ningún tipo de información y solo te dirige a su aplicación. Su CEO Simón Chamorro recientemente anuncio la creación del criptodólar respaldado por Bitcoin para venezolanos.
  • American Kryptos Bank : Un plataforma tipo procesador de pagos. Ofrecen mediante “su red Blockchain transferencias, pagos a proveedores, remesas familiares: desde el confort de tu casa u oficina. Su web tiene información de tarifas, tasas y preguntas frecuentes, sin embargo sus redes no aparecen activas, ni hay información de su equipo. Desde el Twitter de @monitordolarvla accedes a la web.

Existen unas cuantas plataformas y aplicaciones más, la idea principal es que tengas una idea del contexto. Procesadoras o pasarelas de pago, app locales o con alcance internacional, con criptomonedas, desde cadenas de bloques afirman otras.

Activa pesca de arrastre en Venezuela, porque a pesar de la crisis somos un mercado llamativo. Con un promedio de entre 4 mil y 5 mil millones de dólares enviados el año pasado. Frente a unos venezolanos que huyen hacia el dólar y las cripto en menor medida.

Es evidente que no es para nada despreciable los montos y algunas características particulares del país. Juega también un papel importante la sensación de que se producirán cambios políticos y eso abrirá mayores posibilidades.

Dentro de todo ese conjunto de situaciones y complejidades, debemos los venezolanos tomar precauciones. Hacer las preguntas difíciles, investigar donde estamos colocando dinero.

Entender que están surgiendo espectaculares actores, pero igualmente estafadores en la activa pesca de arrastre en Venezuela, es necesario.

Nos movemos en el centro de una tormenta perfecta y hay que tomarse las cosas en serio.

Créditos

Imagen de TheDigitalWay en Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here