Ludwig Von Mises, estableció las bases de lo que se denominó la imposibilidad del cálculo económico. No cabe duda que aquí subyace una razón por la que vemos una África indecisa ante comercio cripto.

Sin embargo, un ejemplo es la experiencia africana. Es así, como la innovación supera a la planificación estatal. Por esta razón, los reguladores Africanos no saben qué hacer con Bitcoin.

Según Chainalysis, el comercio de criptomonedas transfronterizo en el continente, ofrece una oportunidad invaluable. Esto, refiere una oportunidad para el envío de remesas a bajo costo y una forma alternativa de ahorrar.

Otro informe realizado por Ecobank en el 2018. Afirma, que los reguladores africanos habían asumido la política de “esperar y ver”. Es decir, no estaban apresurados en crear políticas reguladoras. En todo caso, prefirieron esperar cómo resolvían el asunto en otras partes y aprender.

De igual manera, según este informe de Ecobank, Namibia, había prohibido las criptomonedas por completo.

Por el contrario, Sudáfrica y Suazilandia habían realizado propuestas favorables. No obstante, ningún otro gobierno hizo declaración alguna de política sobre las monedas virtuales. En esto, Camerún, Ruanda y Senegal, son las excepciones.

Para la fecha, Nigeria y Sudáfrica están intensificando los planes regulatorios. Y de momento, los reguladores africanos no saben qué hacer con el reciente aumento del comercio de criptomonedas.

África Comercio Cripto

Marius Reitz, gerente general de Luno para África. Expresó, que una de las razones del incremento del comercio de criptos en la región. Se debe, a que las personas pueden satisfacer sus necesidades mejor que con la moneda fiduciaria.

Así mismo, el intercambio Luno informa un aumento del 122% en nuevos clientes en África. Esto, entre el cuarto trimestre de 2019 y el segundo trimestre de este año. Aparentemente la pandemia del COVID-19 ayudó para que esto fuera así.

Según Chainalysis, el tema de las remesas es recurrente en África. Se recurre a la cripto moneda para enviar fondos a la región. En este sentido la firma asegura que $ 562 millones en criptomonedas se transfirieron a África en pagos minoristas.

Así mismo, las remesas intrarregionales han ido en aumento. Esto, a pesar de que históricamente se han visto dificultadas por las elevadas tarifas.

En este sentido, una investigación del Banco Mundial. Asegura que, las remesas por debajo de $ 200 entre dos países de África subsahariana cuestan un promedio del 9% en tarifas. Si comparamos con el promedio mundial, que redunda en un 6,8%.

De manera similar, para algunos pares de países que ven grandes flujos de remesas, como Sudáfrica a Nigeria o Sudáfrica a Malawi, las tarifas pueden llegar al 15%.

En fin, el continente Africano, es un mar indefinido aun. Pero sus habitantes han marcado el ritmo. Y aparentemente, sus gobiernos no les siguen el paso. Es posible, por tanto, que seamos testigos de grandes regulaciones y decisiones que se tomen en el continente en lo que resta del año. No es solo una África indecisa ante comercio cripto. Creemos que el mundo está siendo trastornado y debemos adelantarnos a los cambios futuros.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here