Es probable que dentro de algunos años nuestros nietos nos cuestionen por qué en este tiempo se discute algo tan ridículo. ¡Abuelo, ¿por qué en tu tiempo se discutía si Bitcoin es dinero o no es dinero?!, es obvio que es dinero, ¿acaso no podemos comprar con él?.

Esta duda es infundada, desde personalidades que gozan de fama en el mundo de las instituciones financieras y gubernamentales. Son varios los economistas, liberales y keynesianos que han admitido que Bitcoin no es dinero. Sin embargo admiten que podría ser reserva de valor.

Pero es grotesco el paisaje. Mientras ellos están asegurando eso, alguien está comprando una Gif Card de Amazon con BTC, pagando a su empleado con BTC, o comprándose un café en Francia con BTC.

Por poner un ejemplo reciente, Christine Lagarde, la presidenta del Banco Central Europeo, expresó no hace mucho a la agencia Reuters que “Para aquellos que habían asumido que podría convertirse en una moneda, lo siento mucho, pero esto es un activo altamente especulativo”. 

En una línea similar, se expresa Peter Schiff, en un tuit con el que responde al Ceo de MicroStrategy: Bitcoin no puede ser dinero, ya que el dinero es la mercancía más comerciable…” A ver, la definición de Schiff, deja mucha que pensar. ¿Cuál es la divisa de mayor circulación en el mundo? ¿El dólar?, entonces ¿Todo lo demás no es dinero?.

Bitcoin es dinero

Este es un tema que habíamos tratado en este espacio. Sin embargo, para que se acaben las especulaciones y la desinformación. Vamos a recomendar un texto que podría ayudarnos a definir si Bitcoin es dinero o no es dinero. El texto en cuestión se llama “Economía para la gente”, del Dr. Gene Callahan.

Para Callahan el dinero cumple con estas 7 características que podríamos aplicarlas a cualquier “bien” y así poder evaluar si es dinero o no:

  1. El bien debe ser comerciable extensamente: Es el requisito principal, y quizás lo que ha confundido a Peter Schiff. Un bien debe ser aceptado de manera extensa. ¿Cuán amplia es esa extensión? sin duda no debe ser necesariamente el más comerciable, pero si que tenga una aceptación considerable en un sector de la comunidad. Cosa que cumple a cabalidad Bitcoin y otras criptomonedas. Adopción que no parece frenar, sino extenderse cada vez más.
  2. Que sea fácil de transportar: Bitcoin por ser dinero digital, es fácil de transferir y de portar. Al punto que ha sido preferido por muchos para hacer transferencias intra fronterizas y pagar sueldos a distancia. Aunado a esto, las alianzas con numerosas empresas de pago y cajeros automáticos hacen de las criptomonedas una divisa virtual que extiende su geografía.
  3. Que el bien sea relativamente escaso: Es más escaso que el oro, por lo menos Bitcoin. Y más escaso que el dólar. Una característica que suma valor a las criptomonedas.
  4. Que el bien sea relativamente duradero: Por tratarse de las criptomonedas y el bitcoin de una moneda programable. Podríamos decir que durarán lo que dure el internet y la criptografía. Es similar a que digamos bueno, las neveras solo serán útiles hasta que la energía eléctrica deje de ser útil.
  5. Que el bien sea fácil de almacenar: Ni se diga, cada usuario puede almacenar todos sus bitcoins en un hardware no más grande que su mano. Y llevarlo en un bolsillo a donde quiera que vaya.
  6. Que el bien sea fácilmente divisible: el uso de fracciones de Bitcoin está bien extendido. La mayoría transa con Satoshi, y cada día se extiende la comprensión de esto.
  7. Que cada unidad del bien sea muy similar a toda otra unidad: Todos los bitcoins valen lo mismo. 

Aunque creo, que sería suficiente observar qué está ocurriendo. El bitcoin y las criptomonedas en general representan un volumen de capitalización de mercado que superó ya a muchos gigantes financieros. Ha alcanzado un precio por encima de los USD 40k y promete ir muy por encima al mediano y largo plazo. Ya se han aprobado en varios países el cobro de impuestos sobre las criptomonedas. Y Japón ha admitido que las criptomonedas son dinero al punto que ha hecho oficial el pago de salarios con ellas.

Podemos negar que el sol existe, pero no podemos frenar sus efectos.  Que un bien sea altamente volátil como el caso específico de Bitcoin. No lo descarta como dinero. La evolución de la moneda recorre un ciclo similar a lo largo de la historia de la humanidad.

 

Imagen cortesía de Pvproductions en Freepik

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here