El futuro nos alcanzó, a pesar de las profundas brechas y desigualdades globales, vivimos un mañana a diario. Y ahora, un Total Rekall chino está aquí.

El desarrollo tecnológico que estamos viviendo es único en nuestra historia. No existe ningún aspecto que no esté siendo tocado por la evolución técnica, científica y humana.

Mirando en retrospectiva, la ciencia ficción ha pasado de siglos a años.

Y las finanzas, la sangre que mueve al mundo, están en plena faena tectónica. Se mueven las capas tradicionales ante el empuje de nuevo dinero, un tsunami profundo.

Porque nadie con poder está quieto, lo que hagan o dejen de hacer, marcara el futuro en construcción. Y la transformación digital representa el primer avance de un mundo distinto al que conocemos.

A el ‘invento’ de Nakamoto nadie, casi literalmente, le paro en sus primeros años. Incluso cuando el 2017 bitcoin aumento de 9.946$ a un pico de 19.870$, era literalmente un micro mercado.

De hecho inmediatamente vino su desplome y empezó lo que llamamos el invierno cripto. Parecía que todo se había acabado y que los augurios de los anti bitcoin eran exactos.

Pero eso estaba bien lejos de ser cierto, una comunidad de viejos y aun mejores nuevos actores continuaron desarrollando, evolucionando y creando. Y los chinos, por su parte, no le perdían pisada a todo esto.

¿Dudas?, vayan a las fuentes originales, revisen los históricos y comprueben como fue el movimiento por sus propios ojos.

¿Casualidad, que tanto las inmensa mayoría del poder del Hash y de los fabricantes de equipos mineros estén en China?

No de empresas globales que se fueron a China porque tuviesen mejores condiciones de energía, leyes, etc. Son empresas chinas de empresarios chinos.

Un Total Rekall chino está aquí, con mucho aviso y con muy poco entendimiento.

Rekall chino esta aquí

El dinero programable centralizado y controlado por el Estado, es un hecho. Abre infinitas posibilidades para los gobiernos, pero sobre todo es un arma peligrosísima en manos de estados policiales y dictaduras.

>>Las CBDCs no son criptomonedas, no son Bitcoin. Son híbridos, una respuesta de los países preocupados por la aparición de las criptomonedas libres en el mundo, especialmente, preocupados por la pérdida de su poder económico y financiero en el mundo<<

Actualmente detrás de estas monedas digitales esta la tecnología blockchain y DLT. En el caso del e-CNY, el PBOC utilizará la tecnología blockchain para rastrear a los propietarios y los usos de cada e-CNY emitido.

Mu Changchun, director del Instituto de Investigación de Monedas Digitales del banco central de China:

“Nuestro proyecto es salvaguardar la soberanía monetaria. Y a la mayoría de las autoridades monetarias o bancos centrales les gustaría hacer lo mismo para evitar la dolarización”.

Una bonita manera de decirlo.

Es evidente que la primera ventaja que tienen estas monedas digitales sobre bitcoin y otras criptos, es que las emite un Estado. Y es ventaja porque tienen el poder y se mueven dentro de su marco legal.

Sin embargo hasta ahora solo China, de las economías más poderosas, es la que más ha avanzado.

De acuerdo a un análisis de Reuters, los ensayos del e-CNY son una competencia directa para Alipay y el duopolio de WeChat. Además “Big data es riqueza. Quien posee datos prospera”, dijo otro funcionario bancario encargado de promover el e-CNY.

Un Total Rekall chino está aquí, le falta mucho por recorrer ciertamente, pero fuerza y empuje no les falta.

Particularmente estoy convencido de que todo dependerá de cómo el ecosistema cripto accione. Sencillez, potabilidad, facilidad de uso, experiencia amigable son algunas de las bases que necesitamos.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here