El 25 de marzo, la National Law Review, hizo un comentario legal sobre los token no fungibles. Dicho análisis ha hecho temblar a algunos propietarios que empezaron a dudar sobre su condición. ¿Soy realmente dueño de mi NFT?

¿Soy realmente dueño de mi NFT? esta no debería ser la pregunta con la que nos tengamos que enfrentar después de haber invertido miles o millones de dólares en una pieza de arte.

Sin embargo, los abogados del National Law Review, el sitio web de derecho comercial de mayor volumen en los EE. UU. Nos han enseñado que probablemente solo seas dueño de una parte del NFT por el cual pagaste millones de dólares. En este sentido explican lo siguiente:

“El propietario de un NFT, al igual que el propietario de una obra de arte única. Generalmente solo será el propietario del elemento digital en sí.  Y no de los derechos de propiedad intelectual subyacentes. Que normalmente permanecen con el creador de la obra o su designado. Por lo tanto, el propietario de la NFT tendrá derechos limitados para explotar la propiedad de la NFT. Además de la reventa de la NFT en sí, a menos que se incluyan derechos de licencia adicionales con la NFT.”

Pues, la verdad que la declaración no es del todo alarmante. Si compras un cuadro de un afamado pintor, estas adquiriendo la pieza, no la marca, ni la autoría. Es más, esto es lo que le da valor sustancial, que puedas decir: “Tengo un cuadro original que lo hizo tal o cual, pintor famoso”.

Sin embargo, la alerta se encendió, y en líneas generales esto es deseable. Pues al comprar un NFT, siempre se deben leer las letras pequeñas. Y además estar totalmente seguros de haber comprendido la naturaleza de lo que se está adquiriendo.

 

Foto de Karlyukav en Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here