Como lo expresa hoy un comunicado, La Comisión de Bolsa y Valores (SEC) de Tailandia, busca comentarios públicos sobre las calificaciones propuestas de los inversores en criptomonedas. Así como, el requisito propuesto de que los operadores de empresas de activos digitales realicen una prueba de conocimiento en los inversores antes de proporcionar el servicio de inversión en activos digitales. Con esta medida se extiende la discriminación económica criptográfica.

El día de ayer la autoridad homónima en materia de inversión en activos digitales de Hong Kong. Ha expresado caminar en esa misma dirección. Y limitar el acceso a la inversión en criptomonedas solo al sector que ellos denominan “inversores profesionales”. Haciendo referencia a sólo aquellos ciudadanos que ostenten más de un millón de dólares.

Una opinión similar expresó el multimillonario Bill Gates, quien recomendó que aquellos que no fueran tan ricos como Elon Musk no deberían comprar Bitcoin. Y ciertamente, la clase de “inversores profesionales” fueron derrotados por la plebe no tan profesional de la comunidad de Reddit en el caso GameStop. Evento que sin duda ocasionó más de una molestia y razones suficientes para no desear que cualquiera tenga acceso a activos digitales.

En esta oportunidad la propuesta regulatoria de Tailandia tiene como objetivo crear un mecanismo apropiado para la “protección del inversor”. De tal manera que, se estará realizando una consulta pública y con las partes involucradas hasta el 27 de marzo de 2021. Además, la SEC realizará una charla en vivo sobre la audiencia en la página de Facebook de la SEC el 24 de marzo de 2021.

Discriminación económica criptográfica

Es cierto que es fácil criticar a los reguladores en el ejercicio del deber. No todo es malo, según el argumento que se esgrime, el fin último es “proteger a la población”. Lo cual refiere un fin legítimo sobre todo por el alto índice de estafas criptográficas.

En este sentido el regulador tailandés, expresa que los activos criptográficos son “una innovación financiera que está expuesta a una alta volatilidad. Por lo tanto, la inversión en este activo digital requiere conocimiento y comprensión.” Además de, “un perfil de riesgo que no sea tan sensible a la pérdida de inversión”.

Y haciendo honor a la posición que hemos asumido en varias ocasiones. Es idóneo que los estados tengan programas de educación financiera pero de “carácter informativo”, “orientador”, pero nunca coercitivo que niegue la libertad de inversión o comercio. Los gobiernos no están para limitar derechos, sino para protegerlos y garantizar que estos no sean violados o negados.

En este sentido, las propuestas de Hong Kong y Tailandia, niegan derechos y libertades. E incluso, se extiende la discriminación económica criptográfica, lo cual seria un grave error. Sobre todo, cuando existe una masa importante de usuarios que invierten en criptomonedas para salvaguardarse de las medidas empobrecedoras de la economía tradicional centralizada.

Al parecer la venganza de “los inversores profesionales” está en marcha. Veremos hasta qué nuevos puertos esta medida se ha de extender.

 

 

Foto de Fuzzy Rescue en Pexels

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here