Un ” Acuerdo Cripto Climático ” recientemente anunciado tiene como objetivo borrar el legado de contaminación climática de las criptomonedas. Eso es una tarea difícil considerando las enormes cantidades de energía que consumen las criptomonedas más populares. Los objetivos imprecisos establecidos en el plan hasta ahora enfrentan desafíos potencialmente insuperables.

El “acuerdo” está liderado por el sector privado, no por los gobiernos, y describe algunos objetivos preliminares. Busca hacer la transición de todas las cadenas de bloques a la energía renovable para 2030 o antes. Establece un objetivo para 2040 para que la industria de la criptografía alcance emisiones “netas cero”. Lo que implicaría reducir la contaminación. Y recurrir a estrategias que podrían absorber las emisiones históricas de dióxido de carbono de la industria de la atmósfera.

Por último, y quizás de manera más realista. Su objetivo es desarrollar un estándar de contabilidad de código abierto. El cual, pueda usarse para medir consistentemente las emisiones generadas por la industria de la criptografía. También quieren desarrollar software que pueda verificar cuánta energía renovable usa una cadena de bloques.

Si se logran, esos objetivos resolverían un problema muy real. Bitcoin solo tiene aproximadamente la misma huella de carbono anualmente que Hong Kong. Mientras que las emisiones de carbono anuales de Ethereum rivalizan con las de Lituania. Su contaminación climática está creciendo. Incluso cuando la investigación de los científicos advierte que las emisiones globales deben reducirse casi a la mitad. Con el fin de evitar los peores efectos del cambio climático.

Se anuncia nuevo acuerdo cripto climático. Esta nota fue traducida del inglés en Theverge

 

Imagen de Free-Photos en Pixabay 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here