La sustancia, eso que todos queremos ver de una vez por todas. Me decían varios amigos a raíz del artículo anterior: Eduardo el detalle es lo que buscamos, luces en el tiempo. La premura por conocer para prever, lo que pasa es que nada está grabado sobre piedra.

Sin embargo las señales están dándonos signos inequívocos que lo que podemos esperar se vaya desarrollando. Eso sí, por favor abra su mente, deje sus taras mentales atrás. No es innovación lo único que ustedes consideran.

>> Unas finanzas multipolares, donde las fronteras se desvanecen y buscan su propia identidad<<

Ah y deje los lados, el tiempo en construcción es muchísimo más amplio que cuatro paredes llenas de algoritmos.

Empecemos por desgranar los volúmenes de los que hablamos, pretender ser dinero global y no ubicarse en ese contexto es, lo mínimo, absurdo.

En el mundo actual los mayores emisores de divisas se encuentran direccionados en tres Bancos Centrales: La Reserva Federal, el Banco Popular de China y el Banco Central Europeo. Como literalmente expuso Douglas Arner, director del Instituto Asiático de Derecho Financiero Internacional de la Universidad de Hong Kong:

“Esos son animales diferentes a todo lo demás. Lo que Canadá o Suecia o el Reino Unido o Singapur, Australia o Arabia Saudita pueden hacer es realmente interesante y agradable, pero el resto del mundo no va a adoptar eso en el contexto de transacciones económicas o financieras a gran escala”.

Ubicación, contexto y realidad, cosas que a veces disgustan pero son brutalmente ciertas.

Nada está grabado sobre piedra. Y por eso seguimos aquí.

Un dato fresco de estos días para establecer magnitudes, sólo África le debe a China 145.000 millones de dólares. La capitalización de todo el mercado cripto ronda los 300.000 mil millones de dólares.

Grabado sobre piedra

Así que podemos esperar, una inminente puesta en escena, de estas especies de monedas estables  emitidas por los Estados. Centralizadas y controladas lógicamente, pero con aspectos técnicos y prácticos tomados desde la blockchain.

Algunos insisten tercamente que esto nada tiene que ver con innovación. Otros las despachan de manera instantánea sosteniendo que es más de lo mismo.

Demuestran ambas posturas un enorme desconocimiento, no solo de cómo están compuestas estas CBDC, sino una gigantesca ignorancia de las finanzas globales.

Este paso en particular le dará a los emisores, un poder de seguimiento, inmediatez y datos nunca antes vistos. La ruta del dinero jamás había sido tan nítida como en este momento.

Pero recordemos que nada está grabado sobre piedra, y si bien es cierto que el grueso de uso del dinero mundial se pueda concentrar en este grupo, tampoco es que serán únicos o eternos.

De hecho precisamente allí es donde radica todo el tema de esta evolución. Una vez que tú, abras la caja de pandora y las personas se familiaricen con nuevas tecnologías, los caminos tienden a expandirse.

Porque el resto del mundo va, y de hecho están, explorando sus propias soluciones.

Estados y comunidades económica regionales han hecho tareas prácticas, para nada simples experimentos académicos.

Y a pesar de lo dicho por Arner, avanzamos hacia un mundo cada vez más multipolar. Las líneas se han vuelto cada vez más difusas y la fragmentación también será un signo de los tiempos.

Es un proceso de evolución que implica transformación y mutación al mismo tiempo.

Este nuevo decenio las jugadas serán a tres bandas, y las criptomonedas entraran a formar parte integral de las partidas de la geopolítica mundial.

Redes autónomas en ecosistemas autónomos, algo impensable hasta hace poco, por eso esto es mucho más que matemáticas.

Nada estará estático

¿Por qué será que a muchos solo, solo les gusta oír lo que quieren oír, y no lo que realmente sucede? Y aunque no lo crean, no solo a los políticos, famosos o narcisistas les encanta esta práctica.

Son muchos, los mortales a los que les fascinan los cantos de sirena.

“A los utópicos y anarquistas, incluyéndome, les tengo una noticia desagradable. Todavía este mundo y quienes lo habitamos, estamos muy lejos de nuestra emancipación individual. A los Estados y sus organismos les quedan mucha vida, y sin regulaciones el proyecto que sea, no pasara de su ghetto.

Libra ajusta la brújula y parece cambiar de rumbo. ¿O no?”

Desde Facebook, pasando por JP Morgan, IBM o Telegram, han emitido sus propias StableCoins o las están produciendo. Y la lista no se queda allí, esto solo es una aproximación nada más.

Un apunte por demás interesante, es que la gran mayoría de estas corporaciones utilizarían el dólar como respaldo. Y si no se han perdido en el hilo conductor, definitivamente hoy China está muchos más avanzada que el resto del mundo en cuanto CBDC se refiere.

¿A dónde quiero llegar? Primero insistir, nada está grabado sobre piedra, y segundo abrirles el camino para que vean el inmenso bosque que se contempla en los próximos años.

La tercera banda de nuestro juego, está representado por Bitcoin y un puñado de criptomonedas realmente disruptivas y evolutivas. Con espectaculares tareas pendientes, han logrado ya, posicionar un mercado.

Su desarrollo está ligado íntimamente a como sus actores respondan a los retos políticos, sociales y económicos que tienen por delante.

¿Cuánto ha acelerado el coronavirus y sus implicaciones los planes de las potencias? ¿Esta década de desarrollo digital a tres bandas cuando chocará?

En “Crujidos y escenarios financieros 2021” terminaremos por ahora esta faena.

Créditos

Imagen de PatternPictures en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here