Hacia donde sea que se dirija, la humanidad nunca ha dejado de escalar. Para bien o para mal, los seres humanos no somos hijos de aguas mansas. La evolución seguirá avanzando, porque está sembrado en nuestro ADN.

La pandemia por su origen y desarrollo no afectará a todos por igual, y posiblemente profundice brechas y abra otras. Mientras China va retomando la senda de la normalidad, Singapur, Corea del Sur y Finlandia entre otros, también lo hacen, el resto está en pánico.

Y ese pánico, no solo cierra empresas y produce crisis económicas, adormece igualmente a gran parte de la sociedad. Se paralizan proyectos, se posponen aprendizajes y se congelan propuestas.

Muchísimo más allá de las buenas intenciones y del bombardeo incesante por los medios, por edulcorar la situación, esta tercamente se muestra. Presenta toda su carga de muerte y desolación.

Claro que al final saldremos del coronavirus, de eso no les quede la menor duda. El tema es de qué manera terminaremos.

La evolución seguirá avanzando, pero no será ni pareja ni homogénea. El Fondo Monetario Internacional acaba de publicar unos datos por demás interesantes.

Allí podemos ver como China ya empieza a entrar en actividad. Por un lado vemos “una fuerte desaceleración en la producción manufacturera en muchos países, lo que refleja caídas en la demanda externa y crecientes expectativas de disminución de la demanda interna”.

Y por otro lado, algo que el FMI anota como positivo, China está viendo una modesta mejora en su PMI después de fuertes caídas a principios de año, a pesar de la débil demanda externa.

Adicionalmente:

>>La modesta mejora en la actividad económica en China se refleja en datos satelitales diarios sobre las concentraciones de dióxido de nitrógeno en la atmósfera local, un indicador de la actividad industrial y de transporte<<

La evolución seguirá

Individualmente tenemos opciones para continuar avanzando, de eso no hay dudas. La constancia, la disciplina y una mente abierta nos pueden servir de impulso.

El contexto del país donde nos encontremos claramente afectara, eso también es importante tenerlo en cuenta. Mientras más dificultades y limitantes existan a nuestro alrededor, la cuesta puede ser empinada.

Pero si aplicamos de verdad todo nuestro empeño, podemos superarlo. Y eso es fundamental porque, la evolución seguirá avanzando, y debemos estar preparados para lo que viene.

>> Creatividad con inteligencia y sensatez, implica de manera tacita y directa, pies sobre la tierra. Aprovechar hasta el máximo las oportunidades que tenemos para prepararnos es el norte.

Pero también esa preparación debe tener una alta dosis de sensatez para determinar lo malo de lo bueno. Las posibilidades de esta evolución son caminos de muchas direcciones<<

Precisamente la transformación digital si la asumimos correctamente nos puede ayudar más allá de la situación de nuestro país. Por eso decisiones individuales pueden tener un impacto positivo si la complementamos y actuamos en conjunto.

La evolución seguirá avanzando, y luego del paso de este huracán unos estarán más preparados que otros.

Y todo esto se refleja en las distintas opiniones que expresan tanto organismos internacionales como expertos globales. Las pérdidas de empleo están siendo traumáticas y se profundizaron entre este mes y mayo.

No solo es el turismo, las aerolíneas y los viajes los afectados, a todos les llegará la onda expansiva. Su recuperación pasa obligatoriamente por su transformación. Una disruptiva aptitud y una actitud totalmente renovada, serán claves para enfrentar la situación.

Los ejes globales se mueven, porque nada de esto simplemente pasara. Las bases económicas, sociales o políticas que venían haciendo aguas, ahora simplemente terminaran de colapsar. Sus sustitutos aún están por aparecer”.

Avanzando la evolución 

Ese es el quid de todo esto. La evolución seguirá avanzando y en lugar de empeñarse en las viejas recetas, es hora de cambiar.

Y aquí no hay guías mágicas ni términos preestablecidos, la disrupción avanza hacia lo nuevo. Entender, comprender y asimilar es básico para procurarse un lugar destacado en lo que se viene.

Las herramientas y las tecnologías de este ciclo nos permiten cosas inimaginables hasta ahora. Pero ellas solas no funcionan, necesitas internalizarlas para tener éxito.

Visionarios naturales hay muy pocos en el mundo, sin embargo, los demás podemos iniciar por convencernos. Ese convencimiento nos puede permitir integrarnos a la visión del futuro. Ha allí parte del esfuerzo.

La evolución seguirá avanzado y en nuestras manos y mentes tenemos lo necesario. Renuévate porque lo que saldrá de esta pandemia no será sencillo de superar.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here