De entrada lo aclaro, no hablo de cursos, ni de meetup de algún proyecto cripto, menos de propaganda mediática sin sustancia. La educación del futuro es ahora y corresponde al convencimiento necesario para asumir a la 4ta revolución industrial como un hecho.

Cuando conversamos de que “esto apenas está empezando”, vimos cómo esta evolución debemos internalizarla. Precisamente aquellos países cuyos gobiernos dan pasos en firme, tienen las mejores opciones de estar adelante.

Organizaciones privadas y personas de manera individual, también procuran adelantarse para formar parte de este futuro ahora.

Pero cuidado con los maquilladores, estafadores y manipuladores vestidos de disruptivos. Si algo tiene esta evolución son sus profundas características de transparencia, acceso abierto y libertad que puede otorgar.

Desde esta tribuna siempre encontradas espacios para la discusión total, sin cortapisas. Es imposible pretender construir una disrupción y actuar de la misma manera. Es muy fácil usar frases como “rompiendo paradigmas”, para intentar vender algo que no es.

Lo difícil es realmente asimilar adecuadamente esta nueva etapa del desarrollo humano y complementarse con ella.

La educación de futuro es ahora, porque si existen quienes lo hacen y otros simplemente se quedarán atrás. En más de una ocasión hemos leído como algunos venden a bitcoin como el salvador del mundo. Miente y se mienten a sí mismos, sin contextualizar solo se abrirá mucho más la brecha entre países y comunidades de desiguales niveles de desarrollo.

Es que no solo ahora tenemos la brecha que años de desigualdades hemos vivido, ahora también en plena era digital, la brecha tecnológica es significativa.

Debemos procurar comprender que más allá de cursos y diplomados, la educación tiene que transformarse. No solo es cambiar dos o tres escuelas, es la necesidad de evolucionar hacia la formación para el nuevo mundo en construcción.

Educación del futuro     

Cuando hablamos de educación, no solo nos referimos a las universidades, sino a todo el sistema. Para poder ir adoptando nuestras habilidades al futuro, debemos hacerlo desde las raíces educativas. Convertir nuestras obsoletas estructuras, métodos y procesos no es sencillo, por eso es más urgente su aplicación.

Lamentablemente siento que es muy difícil que se tomen acciones de manera integral en la gran mayoría de nuestros países. Si apenas los gobiernos ahora es que empiezan a hablar de criptomonedas, cadena de bloques y Bitcoin, mucho menos en el sector educativo existen cambios significativos.

No me malinterpreten, los avances que han realizado algunas universidades y organizaciones privadas, no pueden ser tomadas como generales. La norma común hasta ahora es una serie de eventos aislados y en muchos casos totalmente divorciados de lo que realmente representa esta evolución.

Entendamos que esta 4ta revolución industrial no está supeditada a blockchain o bitcoin únicamente. De hecho tanto la cadena de bloques como la cripto reina, está en pleno desarrollo, lo que implica abrir la mente para analizarla.

Que se pretenda dar conocimientos basados en los primeros desarrollos de la blockchain, por ejemplo, es una manifiesta y clara muestra que no se tiene idea de esto. La dinámica de lo que se diseña a partir de todas estas tecnologías no admite esquemas fijos y rígidos.

Estamos en la Prehistoria de la evolución digital.

La velocidad y el progreso  que estamos viviendo tecnológicamente hablando, necesitan de nuevas paradigmas educativos. Y si bien no creo que la edad sea un obstáculo insalvable, quienes hoy dirigen el mundo en sus diferentes espacios políticos, ideológicos, sociales y económicos deben transformarse o simplemente se quedaran.

¿Será entonces otra generación la que asuma el reto? Creo que sí. Nuevos mapas mentales se hacen necesarios e imprescindibles para la transformación.

Ahora se hacen cosas

Celebro iniciativas privadas como la Alianza Educativa Blockchain “Una red de líderes de la industria comprometidos a impulsar la innovación de blockchain mediante el apoyo a la educación, la investigación y el espíritu empresarial en las universidades y más allá. También existen otras más que tratan de colocar su granito de arena a esta evolución:

Iniciativas gubernamentales como Suiza, Australia o Colombia también intentan sumar fuerzas.

Tenemos entonces actuaciones importantes entre diferentes sectores de la sociedad global, pero son aisladas y de un alcance muy relativo. La educación del futuro es ahora, y debe involucrar a todos en la construcción de los distintos ecosistemas por hacer.

Datos 

Un interesante estudio de LinkedIn nos muestra “Las habilidades físicas y sociales más demandadas de 2020”. Una de las cosas más llamativas del reporte se refiere a la división entre las habilidades blanda y las duras.

>Las habilidades difíciles se refieren a la capacidad de un empleado para realizar una tarea específica, y las habilidades blandas se centran más en la forma en que las realizan: cómo se adaptan, colaboran, resuelven problemas y toman decisiones<  

El último reporte publicado por Coinbase sobre el tema es de agosto del 2019. Este segundo estudio se asoció con Qriously para preguntar a los estudiantes directamente sobre sus pensamientos sobre criptografía y blockchain, y rastreamos cómo han cambiado en los últimos 12 meses. Estos fueron sus datos claves:

  • El 56 por ciento de las 50 universidades más importantes del mundo ahora ofrecen al menos un curso sobre criptografía o blockchain, en comparación con el 42 por ciento en 2018
  • El doble de estudiantes reportaron haber tomado un curso de criptografía o blockchain que en 2018
  • Casi el 70 por ciento de las clases de criptografía y blockchain se encuentran en departamentos fuera de la informática, incluidas las leyes, las humanidades y la economía.
  • La investigación original de Coinbase incluye una encuesta de 735 estudiantes estadounidenses de 16 años o más, una revisión exhaustiva de cursos en 50 universidades internacionales, análisis de citas de investigación y ofertas que no son cursos, y entrevistas con profesores y estudiantes.
  • La Universidad de Cornell encabeza la lista de Coinbase 2019 Leader in Crypto Education.

Conclusiones

No existen caminos ni rutas únicas como hemos conversado en varias oportunidades. Lo que sí es muy posible que estemos la gran mayoría de acuerdo, es que con este modelo educativo, no llegamos a buen puerto futuro.

Latinoamerica en particular, tiene mucho que desarrollar para poder avanzar. Una enorme responsabilidad tienen los miembros de la comunidad criptográfica latinoamericana por delante. Es el momento de dar pasos firmes y entender que la educación del futuro es ahora.

Imagen de Pete Linforth en Pixabay         

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here