El regulador sigue siendo un guía ciego. Pues las declaraciones de la secretaria de Estado de Economía de España, Ana de la Cueva son bastante lamentables. Su exposición de motivos se realizó durante su participación en el III Encuentro Fintech. El cual se llevó a cabo el 10 de febrero de 2021 de forma online.

El posmodernismo trajo consigo el desconstruccionistas. Una forma patética de quitarle credibilidad a lo que percibimos y aceptamos como verdad. Y de esta manera ha abierto la posibilidad de trastornar todo lo coherente, y bueno.

Esto trae como resultado el justificar cualquier opinión aunque sea un claro error. Es el nacimiento de lo “políticamente correcto”. Al parecer, se ha perdido la precaución y la dedicación de investigar, pues, ya no importa. Y así parece que es el modus operandi de algunos reguladores.

Los motivos que ha expuesto la secretaria de economía y “transformación digital” de España, son increíbles. En esta plataforma hemos ofrecido innumerables eventos donde cualquiera puede instruirse sobre bitcoin. Desde una posición objetiva. Donde se habla tanto de las bondades como de las debilidades de Bitcoin. Entre las cuales han sido la escalabilidad y el costo de la minería, entre otros aspectos.

Así que, el regulador no tiene excusa para demostrar tal grado de ignorancia en el tema que es de su competencia. No obstante Ana Cueva expresa que: «Tenemos que atender la protección de los más vulnerables. O de los menos informados». ¿De qué manera pretende proteger al usuario desinformado estando él mismo desinformado?

No es extraño en esta era, que los usuarios estén mejor capacitados e informados que el mismo ente del Estado. De tal manera, que el tutelaje se hace bastante cuestionable. Aún más, cuando se intenta achacar a la criptografía los errores del mismo regulador.

El regulador es un guía ciego

En este sentido el senador Nigeriano, Sani Musa expresó que “Bitcoin ha hecho que nuestra moneda sea casi inútil”. Sin embargo, la devaluación de una moneda es responsabilidad de la banca central de un país y de la adopción de políticas socialistas y mercantilistas.

El regulador sigue siendo un guía ciego. Dentro de las opiniones lamentables de Cueva encontramos: Bitcoin representa «un riesgo de impago, dado que el usuario no dispone de la protección que ofrecen los sistemas de pago tradicionales ante un incumplimiento de la contraparte».

Precisamente Bitcoin surge como una herramienta para prescindir de terceros de confianza. Apoyándose para esto en la tecnología subyacente de la Blockchain. Este gran libro contable, público e inmodificable es un registro de todas las transacciones. Que son validadas por innumerables nodos que verifican y respaldan dicha transacción. Pero es que ¡esto es de primaria!.

De manera similar expresa que «la ausencia de un emisor reconocible» en Bitcoin, «impide que pueda ser supervisado, obligado y sancionado». A ver, ¿Quién, por lo menos en América Latina, puede sancionar al Banco Central por devaluar la moneda nacional?. Por el contrario, Bitcoin el ser de emisión descentralizada es la razón de que la moneda fiat de reserva más utilizada _ el dólar estadounidense _ esté devaluada con respecto a Bitcoin.

Definitivamente, la verdadera razón de las advertencias y la resistencia del regulador son claras. Aún, no le es posible controlar a los tenedores de Bitcoin y a la moneda en sí. De alguna manera, buscan establecer impuestos a las criptomonedas e imponer todo tipo de tarifas a las mismas. No va a ser fácil.

 

 

Foto de Anna Shvets en Pexels

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here