Existen desafíos en las transacciones privadas de blockchain. Y la privacidad de las transacciones es un problema que ha existido durante casi todo el tiempo que Bitcoin ha existido. A pesar de muchas suposiciones erróneas en los primeros días de que blockchain ofrecía anonimato.

Sin embargo, la realidad es que incluso en el  libro blanco de Bitcoin. Satoshi Nakamoto reconoció la naturaleza pública de las transacciones de blockchain. El conocimiento de qué direcciones de Bitcoin pertenecen a Satoshi es una sabiduría pública generalmente aceptada entre la comunidad blockchain.

Tan pronto como se hizo evidente la falta de privacidad de Bitcoin. Los desarrolladores han estado trabajando con diversos grados de éxito para encontrar soluciones. En general, el objetivo es permitir que los usuarios realicen transacciones con al menos el mismo grado de privacidad relativa que disfrutan con sus cuentas bancarias fiduciarias. Y, al mismo tiempo, preservan la falta de confianza.

La tecnología de privacidad más utilizada es el argumento de conocimiento sucinto no interactivo de conocimiento cero. También conocido como zk-SNARK o pruebas de conocimiento cero. El cual, permite que una de las partes pruebe una declaración con respecto a cierta información sin revelar la información en sí. Utilizando una clave secreta que se genera antes de que ocurra la transacción.

Una solución imperfecta

Varios proyectos ahora usan zk-SNARKS. Por ejemplo, Zcash, Monero, Grin y Tornado Cash. Sin embargo, como tantas implementaciones en blockchain. Los desarrolladores han hecho compensaciones comparables al famoso debate de escalabilidad versus descentralización. Con zk-SNARKs, el compromiso está entre la escalabilidad y la seguridad de la solución de privacidad.

Desafíos en las transacciones privadas de blockchain. Puedes seguir leyendo esta nota en su fuente original Nasdaq.

 

Imagen de Thank… en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here