Una noticia nos llega de Korea del Sur. El regulador de este país plantea prohibir monedas de privacidad para enero del 2021. Con esta iniciativa el Derecho a la privacidad está amenazado.

Según CPO magazine, este 18 de noviembre el regulador Koreano anunció que serian prohibidas las monedas de privacidad como moreno, ZCash y Dash. La razón de esta medida es la lucha contra el lavado de dinero. Sin embargo este ente regulador afirmó que quería eliminar toda forma de anonimato en el uso de monedas en el país.

Estas decisiones no son las únicas en su estilo. Japón, China y Holanda ya tomaron acciones similares. De igual manera, la Europol expone en una investigación que los protocolos de privacidad son una amenaza para la seguridad de la UE. Así mismo el GAFI, que se encarga de tratar los temas de regulación internacional contra el lavado de dinero y el terrorismo. Recomendó a los países del G-20 que intenten injertar los llamados requisitos de la regla de viaje de los activos digitales. Que obliga a los intermediarios compartir información de identificación personal sobre transacciones criptográficas.

Los reguladores del mundo en nombre de la “seguridad” nuevamente intentan colocar grilletes a la sociedad. Es cierto que existen delitos terribles cuyo medio de pago son criptomonedas y la internet. Sin embargo, no es menos cierto que existen propuestas de la comunidad criptográfica orientadas para combatir estos delitos. Y a su vez, respetar el derecho a la privacidad de los usuarios.

Amenaza al derecho de la privacidad

Se le atribuye a Benjamín Franklin la frase : “Aquellos que renuncien a una libertad esencial para comprar un poco de seguridad momentánea no merecen ni una, ni otra y acabarán perdiendo ambas”. Una frase lapidaria y que está lejos de ser exagerada. Las grandes tiranías se escudan tras el miedo colectivo y las amenazas para instaurarse. Al mejor estilo Orweliano, el gran hermano todo lo vigila para el beneficio de todos y a la vez para la esclavitud de todos.

Muchos concuerdan en que la importancia de la privacidad se justifica por los intereses que protege: información personal, espacio personal, elecciones personales, protección de la libertad y autonomía en una sociedad democrática. Sin embargo, el Derecho a la privacidad está amenazado constantemente.

Sin embargo, algunos justifican la violación a la privacidad al asumir que si no se tiene nada que esconder no hay nada que temer. Pero tal afirmación devela una falacia grandísima que el mismo Snowden expresó de manera magistral: “Decir que no te importa el derecho a la privacidad porque no tienes nada que esconder. No es diferente a declarar, que no te importa la libertad de expresión porque no tienes nada que decir”.

La comunidad criptográfica, o por lo menos un gran número de sus adeptos. Han optado por una nueva economía precisamente porque han reconocido y vivido el fracaso del sistema financiero tradicional, centralizado y controlado. Pues los efectos de la inflación, la devaluación, el incremento fiscal prácticamente saquean el bolsillo de los individuos. Por estos motivos y otros tantos, como la desbancarización, la burocratización y altos costos por transferencias y comisiones. Las personas optaron por medidas emergentes y ajustadas a las necesidades de cada quien.

Comprender lo privado

Hoy somos testigos como la migración a este nuevo sistema ha sido masiva. Ayudada en gran manera por los efectos de la pandemia. Y frenada por los intentos regulatorios, controles y la falta de acceso al internet de muchas comunidades.

Para Siân Jones, socio principal de XReg Consulting expresó que el GAFI no ha comprendido enteramente que la criptografía nació del deseo de algunos no de eludir la autoridad o de cometer actos ilícitos. Sino mas bien, de eliminar intermediarios. En este sentido, hay muchas personas que no anhelan el tutelaje estatal. El cual, se ha vendido como una muleta sin la que nadie puede sobrevivir. Estos sienten que el Derecho a la privacidad está amenazado y siempre buscarán nuevas alternativas para hacer valer su derecho a la privacidad.

 

 

Imagen Cortesía de jcomp en Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here