Criptomonedas y la posibilidad de monetizar todo. Anteriormente existían elementos asociados a las estrellas de rock que no podían ser aprovechadas como se quisiera. Por ejemplo, si la fama de Mesi, fuera energía sin  duda tendría la capacidad de iluminar una pequeña ciudad. Pues, si bien no es energía, hoy es posible tokenizar la fama.

Antes solo era posible disfrutar los efectos de la fama de un artista, de una institución, en fin de cualquier personaje o cosa. Y era a través de las ventas que estos podrían generar. Sin embargo, según reseña Coindesk: “El rapero de “Gucci Gang”. Lil Pump, es la última celebridad en sumergirse en el ámbito de los tokens sociales. Esto, con la inclusión de su “PumpCoin” en la plataforma de dinero social Fyooz “.

Para quienes no lo saben, Fyooz es una plataforma donde las personas pueden participar en el éxito de otras personas. Así, con la aplicación Fyooz puede comprar e intercambiar activos virtuales, llamados Tokens.  Los individuos, marcas, lugares y movimientos sociales que se tokenizan en la plataforma Fyooz se denominan Star Tokens. El cual, se considera un activo digital y su valor se basa en los activos subyacentes, propiedades y / o derechos asociados. Y por supuesto, por su demanda.

En este sentido, si la demanda de estos tokens aumenta, por ejemplo, porque su banda favorita de repente se vuelve exitosa. Entonces, la demanda aumenta y también lo hace el precio del token, y también lo hace el valor de su cartera. De esta manera, tu inversión crecerá con la atracción de tu estrella favorita, tu talento o tu marca

Criptomonedas y la posibilidad de monetizar

La capacidad de crear un token de la fama, o la marca de algo o alguien. Sería en todo caso, una manera creativa de aportar valor a las cosas. Esto puede tener tonos grises y oscuros. ¿De qué manera? 

El valor es subjetivo, yo puedo crear un libro con mis memorias más creativas y divertidas. Y decido crear una edición con tapa dura, impresión láser y tinta de oro. Cuyo valor de producción rondó los 10.000 $ cada uno. Y he decidido venderlo en 12.000 $. Aunque yo esté convencido del alto valor de mi libro. Lo más seguro es que me vaya a la quiebra. Porque el valor de las cosas es subjetivo.

En este sentido, los gustos y la valoración para esta época suelen ser increíbles. Y es muy probable que en estos instantes, consigas personas capaces de pagar miles de dólares por productos y bienes cuestionables. Y es de manifiesto lo insólito de estas cuando las comparas con las vicisitudes y carencias mundiales.

Y así, Criptomonedas y la posibilidad de monetizar todo es la manera aprovechar la subjetividad dispersa en el mundo. Y una manera de aprovechar la emocionalidad cegadora de la gente. Lo cual, sí podría en todo caso, ser materia de estafas y verdaderos dolores de cabeza. 

Pero volvemos a lo mismo. Hoy en día una persona puede gastar miles de dólares por cualquier objeto superfluo. Mientras que con esa cantidad podrías solventar la alimentación de varias familias en África. Pero las personas deberían tener la libertad de hacer con sus recursos lo que quieran y echarlo a la basura si así lo desean.

 

Imagen cortesía de Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here