Una de las virtudes de las monedas de privacidad es que te ofrecen los beneficios de una criptomoneda como Bitcoin. Y además, te brinda la privacidad del sistema bancario tradicional. Sin embargo, las criptomonedas de privacidad están en la mira del Estado por un conflicto de intereses.

Empecemos por el principio, ¿qué es una moneda de privacidad?. Las monedas de privacidad son criptomonedas diseñadas para permitir que las personas y las empresas mantengan ciertos detalles sobre sí mismos y sus transacciones fuera del ojo público. Así, las personas y las empresas revelan información de una manera selectiva. Lo cual, no es muy diferente de cómo funciona el efectivo en la actualidad. Un ejemplo de moneda de privacidad es Monero.  Que recientemente sufrió un intento de vulneración a su red a través de un ataque de sibyl.

Pero ¿De qué manera una moneda de privacidad puede entrar en conflicto con el Estado y los entes reguladores?. La mayoría de los argumentos se relacionan con la lucha contra la delincuencia. Sin embargo, sobre este aspecto ya existen colaboraciones y trabajos en conjunto para encontrar una solución armónica. Y, que garantice transacciones sanas y sin vulneración de los datos personales.

No obstante, actualmente hay circunstancias de peso para creer que las criptomonedas de privacidad están en la mira del Estado. Estamos hablando de la deuda pública.

En este sentido, el pasado 13 de Octubre el congreso español, modificó la ley 7/2012. Con la cual se aprobaron medidas contra el fraude fiscal. Y de esta manera, advierte el incremento del control sobre las criptomonedas. El ejecutivo, ordena a todos los ciudadanos españoles que posean este tipo de activos que informen al fisco sobre su tenencia. Y sobre las operaciones que realicen sobre ellos.

Criptos de Privacidad en la Mira

La intención es clara: evitar la evasión fiscal. Y es que en estos tiempos de pandemia. El estancamiento de la economía ha afectado de igual manera el financiamiento estatal y ha puesto en graves aprietos aquellos Estados cuyo gasto público y deuda pública superan por mucho su PIB.

En este sentido Juan Rallo, economista español. Expresa, que los Estados en el mundo han emitido cantidades inmensas de deuda pública. En USA por ejemplo, la deuda pública ya supera el 135% del PIB y en el caso de España ya supera el 120% de su producto interno bruto.

Para este economista, esto obliga a muchos entes reguladores a combatir este déficit de las tres maneras tradicionalmente conocidas: 1) Subiendo los impuestos 2) Generando inflación y 3) El impago de la deuda.

Y siempre estas tres medidas involucran quitar dinero del bolsillo de los contribuyentes. Sin embargo, según Chainalysis las personas migran hacia el uso de criptoactivos para combatir la inflación. Y además, por su capacidad de mantener el valor del trabajo.

Es obligatoria la pregunta ¿Qué sucederá si la criptoadopción supone un uso masivo de los ciudadanos? Es lógico pensar que el déficit fiscal irá escalando a medida que las personas vayan descubriendo una manera distinta de administrar su bolsillo tras el uso de las criptomonedas de privacidad. Las cuales, hacen más difícil para los entes reguladores rastrear transacciones.

Ante la negación de muchos reguladores que reniegan del carácter de “dinero” de las criptos, se impone la necesidad de declararlas legales para poder garantizar el subsidio estatal.

La tendencia parece indicar que los Estados incrementaran los controles. Pero los usuarios de las criptos cada vez están optando por opciones más descentralizadas y privadas. ¿A dónde llegará todo esto?

 

Imagen cortesía de Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here