Lo decía Daniel Goleman: La más importante de las formas de inteligencia es la emocional. Una que debe ser recurrente, fortalecida y procurada por todo aquel que está inmerso en el mundo de las finanzas criptográficas. En otras palabras, la Criptoeconomía es para inteligentes emocionales.

Y sobre todo en la cripto economía. Porque, algo que no han terminado de entender muchas personas. Es que una característica de este emergente ecosistema financiero es la “volatilidad”.

Siempre aclaramos los conceptos, la volatilidad se entiende como la variabilidad de la rentabilidad de una acción. Esto, con respecto a su media en un periodo de tiempo determinado. Cuando esa volatilidad se compara con la volatilidad del mercado se le denomina beta (β).

Ahora, algunos denigran de una alta volatilidad. Y esperan que una buena inversión sea aquella que se realiza sobre un bien o activo que presente una volatilidad controlada, estable y predecible. No obstante, lo que están confesando es que les aterra los movimientos bruscos de precio y prefieren algo seguro.

Este tipo de personas, que son sin duda las que más abundan. Sin saberlo son enemigos del libre mercado. Porque en un mercado libre lo común, lo que se espera es una libre negociación donde ofertas y contraofertas van y vienen. Cuando se intenta controlar esto se pierde valor e interés en algunos sectores. Y claro, los favorecidos aplaudirán las ventajas ganadas debido al control.

Criptoeconomía es para inteligentes

En fin, para los que quieren incursionar en la nueva y emergente economía criptográfica. Deben aprender a desarrollar su inteligencia emocional. Porque la verdad que se van a encontrar en una histeria económica donde las altas volatilidades te pueden volver literalmente loco. Criptoeconomía es para inteligentes emocionales, recuérdelo siempre.

La reflexión en cuestión se debe a las últimas declaraciones de Changpeng Zhao, CEO del conocido intercambio Binance. En estas declaraciones, al mejor estilo de las películas de suspenso de Hollywood, Zhao explica “que el mundo no está preparado para la avalancha de interés que se espera que ingrese al mercado de las criptomonedas”.

A cualquiera, estas palabras inmediatamente le llaman la atención. Sobre todo porque quien lo dice, no es cualquier persona. Estamos hablando que aquí nos encontramos con el tradicional argumento de autoridad: “Si fulano de tal lo dice, entonces debe ser verdad”. Anuncios así, basados en la autoridad, pueden llevarte al éxito o al fracaso. Hace poco, el tweet de Elon Musk, generó un éxito momentáneo a Doge y generó una ola de humo que ya, poco a poco se está desvaneciendo.

No quiere decir esto, que todo argumento basado en la autoridad sea una falacia. Hay que sopesar siempre las palabras. En este sentido, Zhao, continúa expresando que:

“En este momento, creo que solo 11 compañías han anunciado que están asignando menos del 1% de su tesorería corporativa, a Bitcoin…Pero hay 650.000 empresas en el mundo…Y su tesoro es enorme.

Si todos ellos solo asignan el 1% a Bitcoin, vamos a ver, no sé, un crecimiento de 1000 veces más en el precio de Bitcoin…Así que creo que la gente no capta la magnitud de la ola que está a punto de golpearnos “.

Claro, es cuestionable pensar que todas las empresas asignen el 1% de su tesoro en Bitcoin. No obstante, si tan solo habláramos de un 20 % de ellas el impulso no dejaría de ser inmenso. Sería un tsunami que el 20 % de las empresas invirtieran en Bitcoin. Y eso, sí podría ser posible.

Criptoeconomía está siendo adoptada

Zhao nos ofrece un dato más: “…en 2017, cuando Bitcoin alcanzó el pico de alrededor de $20,000. Estábamos viendo 300,000 nuevos usuarios registrados por día. Lo cual sucedió durante un par de días y luego se apagó y se volvió más lento. Ahora estamos viendo registros de nuevos usuarios sostenidos por encima de ese pico y sostenidos durante los últimos 2-3 meses. Y está aumentando “.

Suponiendo que esto sea cierto, porque no podemos evitar señalar que quien habla es el gerente de la compañía que quizás quiera promocionarse más. Pero de ser cierto esto, indicaría ciertamente el advenimiento de una ola cuyos efectos van a llegar de un momento a otro.

Es por esto que necesitamos desarrollar la inteligencia emocional. Recuerde siempre Criptoeconomía es para inteligentes emocionales. En una primera lectura de los titulares, cualquiera saldría corriendo a comprar criptos o a incorporarse en alguna nueva iniciativa porque todo se va a disparar. Ante esta nueva ola de histeria, recomendamos sobriedad y mente fría. 

 

 

Foto de Andrea Piacquadio en Pexels

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here