En el auge de la construcción de la nueva web 3.0. Todavía no caemos en cuenta de qué realmente se trata. Y a pesar de ello, en varias partes del mundo cada grupo de entusiasta contribuye para construir su propia versión sobre lo que debería ser o hacer la nueva internet mejorada. Es por esto que Bosch avanza en la construcción de la web 3.0.

No existe una definición formal sobre lo que es la web 3.0. Pero creemos que debe ser una que acerque más a las comunidades. Y permita la interconexión entre el mundo real y el virtual. Para esto, es vital el desarrollo de las IA, el internet de las cosas y por supuesto, una economía de naturaleza virtual que se acople a ese ecosistema: La criptoeconomía.

Vamos rumbo a eso, sin embargo, no podemos calcular los efectos emergentes de nuestras acciones. Pero si podemos prepararnos para un mundo y una sociedad más consciente de las realidades ajenas. Recordemos que el ser humano como especie, es un ser gregario. Esto significa que “nos gusta y necesitamos estar en manadas y agruparnos”. 

Antes que existiera la tecnología, los grupos humanos eran locales y geográficos. En este sentido, el relieve y la geografía servían de contención y no podíamos socializar más allá de lo que nuestros ojos alcanzaban en el horizonte. 

Pero, aunque esto parezca obvio, parece que no lo hemos entendido. Al inventarse los medios de transporte, y sobre todo el internet. Hemos sido capaces de trascender más allá de las cadenas montañosas y esas inmensas “lagunas” que llamamos océanos. 

Bosch avanza con la web 3.0

Este acto prolongado ha generado cambios en nuestras redes neuronales. Y esto nos ha dado una forma de interpretar nuestro entorno distinto. En otras palabras, ni queriendo podríamos volver a ser el humano Neandertal de hace miles de años atrás. Hemos evolucionado y no nos hemos dado cuenta.

Y ante nuevas capacidades, surgen nuevas necesidades, apreciaciones y proyecciones. Y en esto, el internet se ha vuelto fundamental para nosotros. Es como la electricidad en nuestros días. Una expresión de estas mejoras es la construcción de nuevas redes que permitan la descentralización de la web.

En este sentido, la empresa Bosch ha lanzado una red blockchain multipropósito. Con lo cual puede avanzar aún más en las capacidades de Web 3.0 como la inteligencia artificial y el Internet de las cosas.

Una misión acorde al propósito del grupo Bosch. Esta empresa es un proveedor líder de IoT. Y ofrece soluciones innovadoras para hogares inteligentes, Industria 4.0 y movilidad conectada. 

De tal manera que totalmente comprometido con el horizonte del nuevo ser humano tecnológico y conectado. Bosch se ha aliado con Fetch.ai. Una plataforma que está construyendo una red de aprendizaje automático descentralizada, tokenizada y de acceso abierto. Con el fin de permitir una infraestructura inteligente construida alrededor de una economía digital descentralizada.

No es cualquier cosa. Pero indiscutiblemente están viendo en la dirección de las necesidades y el futuro de una nueva sociedad más conectada. Fetch.ai. y Bosch avanza en la construcción de la web 3.0. Y seguro, no serán los únicos.

Foto de Pixabay en Pexels

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here