Cuando los gobiernos y los Estados avanzan hacia más regulaciones y controles. La sociedad se organiza entorno a soluciones más cercanas y aplicables a realidades más específicas. Por esto, la industria del suministro eléctrico está evolucionando. Y han planteado soluciones donde la Blockchain se utiliza para democratizar la energía. 

El suministro de energía eléctrico concebido de la manera tradicional. Es poco flexible, costoso y crea barreras entre generadores y consumidores.

La tendencia hoy en día va tomada de la mano con los nuevos avances tecnológicos. Como el diseño de celdas fotovoltáicas de mayor eficiencia que igualan a los combustibles fósiles. Así como las tecnologías de virtualización como IoT, Inteligencia Artificial, y Blockchain.

Estos elementos han sido capaces de replantear el modelo de negocio en estos tiempos. Apostando por iniciativas más flexibles, descentralizadas y que conectan a generadores de energía y consumidores en tiempo real.

Ya la época donde los generadores de energía dependían de grandes complejos energéticos para abastecer a grandes territorios ha cambiado. En muchas partes del mundo se ha creado diversos núcleos de generación de energía. Los cuales, dependen  de la geografía y las características propias de cada localidad. Algunas, dependientes de energía fotovoltáica, otras de energía eólica, entre otras. Aunado al avance tecnológico en técnicas de acumulación eléctrica ya sea en litio, sodio o estaño. Han aportado la oportunidad de reescribir el modelo energético completamente.

Blockchain para democratizar la energía

Sin embargo, uno de los grandes problemas para el diseño de este nuevo servicio es la recopilación de datos. Que consiste en la generación de contratos, denuncias y otros servicios. Que incrementa muchísimo los costos para la prestación de energía. En este sentido, la Blockchain se utiliza para democratizar la energía. Haciendo que cada contrato sea almacenado en la cadena de Bloques y administrado a través de contratos inteligentes.

Esto logra crear transacciones en tiempo real haciendo más eficiente el suministro. Aunado a esto, el desarrollo entorno a la denominada  identidad digital podrá establecer una relación directa no con un lugar en específico sino con el consumidor de energía en sí. Es el concepto de energía móvil. Donde el usuario podrá acceder al suministro energético para su equipo, carro, casa, o lo que requiera a donde quiera que esté.

Quizás esto parezca de ciencia ficción. Pero lo cierto es que ya está sucediendo. En Alemania por ejemplo, fue anunciado este 22 de octubre el proyecto Pebbles. Una plataforma de comercio de energía entre pares, basada en Blockchain. Y que además, está respaldada por el gigante tecnológico Siemens.

La demostración pública de esta, se realizó en la ciudad de Wildpoldsried en Baviera. Y contó con el financiamiento de Ministerio Federal de Economía y Energía de Alemania. Fue una iniciativa mixta, donde participó la empresa privada y el sector académico. A través de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Kempten. Y el Instituto Fraunhofer de Tecnología de la Información Aplicada.

Existen numerosas iniciativas de este estilo que están en desarrollo en Alemania. La cual está buscando una mayor descentralización de su sector energético.

 

 

Imágen cortesía de Chevanon en Freepik

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here