El mayor protagonismo de la cadena de bloques, ha sido sin duda dentro del entorno financiero y económico. Hoy hablaremos de Blockchain Política y Ambiente.

En este artículo queremos explorar otros usos de la Blockchain. La cadena de bloques ha sido comparada muchas veces con un gran libro contable. El cual, tiene la capacidad de resguardar datos de una manera confiable, segura, transparente, descentralizada, y al alcance de todos.

Esta, ha creado tanto ruido y su irrupción en la vida ha sido tal, que está ocasionando problemas a muchos. De igual manera, está resolviendo problemas a otros tantos.

Una de las virtudes más valoradas ha sido: Su potencial para descentralizar los procesos. Al hacerlo, tiene la capacidad de ahorrar mucho dinero en términos de personal, equipos, supervisión, entre otros.

No obstante, puede significar una amenaza, para aquellos que aman el totalitarismo y el control gubernamental e institucional sobre todas las cosas. Incluso, para visiones emergentes como el globalismo. De igual manera,  para las miles de personas e instituciones que hacen lo mismo que la Blockchain pero a un mayor costo, y con menos eficiencia.

De momento, como todo lo nuevo, se encuentra entre el mito y la realidad. Sus enemigos, querrán que quede en el mito. Sus exaltadores lo elevan al olimpo. Los que queremos soluciones, necesitamos contemplar su rostro sin maquillajes.

¿Realmente es tan eficiente como lo describen? Siempre cuando nos hablan de algo tan bueno hacemos la misma pregunta ¿Quién lo usa?, ¿Quién lo tiene? ¿Cómo le ha ido con el producto?

Muchos medios aseveran, que los verdaderos obstáculos de la Blockchain, no son técnicos, sino de marco legal y regulatorio.

Sin embargo, las necesidades de la vida cotidiana ha permitido que muchas leyes empiecen a ser modificadas.

Blockchain Política y más

En este sentido, el caso de Dinamarca es excepcional. En octubre de este año, emite un informe donde habla precisamente de la lucha contra la corrupción y la igualdad de género. De esta manera, plantea el uso de la cadena de bloques como una solución viable para abordar estos dos elementos.

Explican, como Blockchain puede resolver problemas sobre retardos procesales, y favorecer la defensa de los derechos civiles de todos los ciudadanos. Por esta razón, plantean la necesidad de hacer modificaciones a su marco legal.

Los movimientos sociales y las nuevas políticas ambientales, han llevado también a varias empresas implementar recursos más eficientes como Blockchain.

En este sentido, JBS SA, la principal empacadora de carne del mundo. Con sede en Brasil. Expresó este miércoles, que planea combatir la destrucción en la Amazonia.

 ¿Intenta esta empresa combatir un problema ambiental con Blockchain?

En efecto,  la empresa JBS dijo que planea monitorear el 100% de sus proveedores indirectos de ganado para 2025, utilizando Blockchain. Leyeron bien, el 100%.

En este sentido, la compañía planea utilizar la información proporcionada por sus proveedores para monitorear a los proveedores indirectos. No es algo nuevo. Un sistema de control similar es el suministrado por Food Trust de IBM. El cual, también está basado en la cadena de bloques.

De Igual manera, ConsenSource es una aplicación de cadena de bloques que ayuda a verificar que los productos se obtienen de forma sostenible en fábricas certificadas.

Aparentemente, Blockchain se está vendiendo más por la necesidad ajena que por sus bondades. Así, pronto veremos esta tecnología involucrada en ámbitos cada vez más extraños de la vida. Blockchain política y ambiente, solo será la punta de un iceberg al que no hemos podido calcular sus dimensiones.

Imagen de Pete Linforth en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here