El Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca publicó un nuevo informe. Se centra en los instrumentos digitales, la Blockchain e Igualdad de Género. Esto, en el marco de la lucha contra la corrupción. Es un caso particular donde la tecnología de la cadena de bloques no se vincula con un fin económico.

Afirma que la tecnología digital, puede ser una herramienta poderosa para reducir la corrupción. De igual manera, ofrece la posibilidad de una mayor supervisión del gobierno, las empresas y las partes interesadas a las que se confía un cargo público.

Debido a su capacidad de mantener registros de forma segura y transparente. Es posible poner los registros en la cadena de bloques en una base de datos digital compartida a la que cada individuo tiene igual acceso y propiedad. Esto permite que las personas puedan reclamar sus derechos sin depender de las autoridades centrales.

Esto sin olvidar que se puede utilizar la cadena de bloques para transferir recursos de manera rápida, eficaz y segura a aquellos que no tienen una identidad formal o una cuenta bancaria.

Blockchain e Igualdad se encuentran

Blockchain e Igualdad de Género se encuentran. La aplicación de la tecnología no es ajena al contexto social, político y cultural. El despliegue de las herramientas digitales, interactúan con las relaciones sociales, culturales y económicas, para cuestionar o reproducir las desigualdades existentes.

En este sentido, se desprende un aspecto importante del informe. Debe existir un marco jurídico que funcione con las herramientas digitales. Asimismo, afirma. Estas dependen de la penetración digital y de la alfabetización de la población y de la conectividad.

Pero a medida que crece el acceso a Internet y a la banda ancha, también crece la brecha digital entre los que tienen acceso a ese tipo de avances y los que no.

Según el informe las mujeres tienen un menor grado de acceso a la tecnología y una menor alfabetización digital. Debido a la brecha de género, más hombres que mujeres podrán registrar una pequeña empresa o solicitar servicios gubernamentales, lo que las hace más vulnerables.

Si la tecnología se aplica con un claro enfoque de género puede ser una herramienta poderosa para acelerar la lucha por la igualdad de género en todo el mundo y ayudar a muchas más mujeres a disfrutar de los avances tecnológicos.

Del 22 al 24 de octubre, Dinamarca será la sede de la conferencia anti corrupción más grande del mundo, la Conferencia Internacional Anti corrupción (IACC), en cooperación con Transparencia Internacional y el Consejo de la IACC.

Ciertamente este informe demuestra una cosa. La Blockchain, ofrece muchas más posibilidades que quizás no se habían previsto. Este es un claro ejemplo.

Créditos por la Imagen de Pete Linforth en Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here