Los hechos palpables en cada una de nuestras realidades son básicos. Blockchain apunta a la movilidad inteligente y presenta las pruebas.

Hemos ido a lo largo de nuestras notas, colocando casos prácticos de uso Blockchain. Sin estridencias ni falsas expectativas, demostramos usabilidad más allá de las cripto.

Distintas aplicaciones ya están en pleno funcionamiento:

  • Contratos inteligentes.
  • Financiamiento comercial.
  • Cadena de suministro.
  • Mantenimiento de registros.
  • Gestión GRC.
  • Gestión de identidad.

Recalcando que una vez puestas en marcha, originan una reacción en cadena. Sectores involucrados indirectamente con estas soluciones asimilan la tecnología.

Si hablamos de inversión, de acuerdo a Gartner , se espera que el valor comercial agregado por la tecnología blockchain aumente más de $ 176 mil millones para 2025 y supere los $ 3,1 billones para el año 2030.

Y esta evolución se da de la mano de otras tecnologías disruptivas. La cadena de bloques junto a él internet de las cosas y la inteligencia artificial. Una triada tecnológica que está modificando personas y organizaciones públicas y privadas.

Precisamente esa conjunción tecnológica, ha ido demostrando que era necesario mucho más experimentación. Al principio algunos salieron a ofrecer villas y castillos, trayendo desencantos a la novel industria.

Blockchain apunta a la movilidad inteligente porque el desarrollo empieza a dar tracción real. Y su verdadera fuerza y potencial apenas la estamos viendo hoy.

Apunta a la movilidad inteligente

Ahora el Grupo de Trabajo de Integración de Redes de Vehículos Eléctricos (EVGI), creó y lanzó el primer estándar global de la industria automotriz. Que incorpora la tecnología blockchain en una carga descentralizada de vehículos sistema.

Liderados por miembros de Mobility Open Blockchain Initiative (MOBI), se lanzó la primera especificación de diseño técnico. Que cubre los diseños del sistema y los esquemas de datos requeridos para tres áreas de casos de uso principales:

  • Integración de vehículo a red (V2G).
  • Créditos de carbono tokenizados (TCC).
  • Aplicaciones Peer to Peer (P2P).

>>El primer estándar EVGI basado en blockchain aborda los desafíos energéticos y climáticos al permitir un futuro de movilidad electrificada y descentralizada<<

Decía Tram Vo, director de operaciones y fundador de MOBI. “Los vehículos eléctricos, cargadores y productores de electricidad pueden tener una identidad segura. Comunicarse con un formato de mensajería estándar. Y registrar automáticamente transacciones como carga, generación e intercambio en un libro mayor distribuido”.

El Grupo de Trabajo EVGI de MOBI está presidido por Honda y General Motors (GM), con el apoyo de Accenture, CPChain, IBM, la Fundación IOTA, Pacific Gas & Electric Company (PG&E), Politécnico di Torino y R3.

Blockchain apunta a la movilidad inteligente, y respalda la transparencia, la confianza, la coordinación y la automatización de los datos. Entre los proveedores de servicios de movilidad, los consumidores, los servicios públicos y las partes interesadas del gobierno.

Evolución en desarrollo

La idea de transformación requiere de acciones prácticas y que evoluciones socialmente. La Blockchain en escasos años consolida su versatilidad.

“El trabajo realizado por MOBI y el grupo de trabajo de EVGI es un paso prometedor. Que sienta las bases sólidas para que las industrias que se cruzan, se alineen y construyan para acelerar el futuro de la movilidad y la energía sostenibles”. Lo decía Mathew Yarger, Jefe de Movilidad y Automotriz en la Fundación IOTA.

Tenemos entonces con MOBI, una alianza industrial sin fines de lucro, el primer estándar de integración de red de vehículos eléctricos en Blockchain.

Imagen de A. Krebs en Pixabay 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here