Este año ha sido el año de las restricciones. Empezando por el COVID-19. Que nos restringe la libre circulación. Ahora son el ciclo de regulaciones que en todo el mundo están experimentando las nuevas finanzas. Nos encontramos en pleno auge de transformación y regulación cripto.

El miedo es el mejor recurso para provocar el control y reprimir las libertades. Algo así señalaba Maquiavelo. Parafraseando al politólogo: Crea un miedo colectivo y tendrás la excusa perfecta para someter las libertades individuales.

Esta reflexión tiene un objeto particular. Tratamos de entender cómo la irrupción de las criptos y las finanzas descentralizadas ha trastornado el mundo como lo conocemos. Y así, amenaza con una nueva geometría del poder.

¿Por qué podemos aseverar algo tan descabellado?, porque el uso de las finanzas descentralizadas han ido incrementando su volumen. Porque las personas se han ido educando en el uso de las nuevas tecnologías. Y las dinámicas humanas emergen de una manera que se nos hace difícil prever, lo cual dificulta su control y regulación.

Hemos sido testigos del Auge de transformación y regulación Cripto que ocurre en el mundo. Tanto el gobierno Chino, el regulador de la comunidad Europea, Distintos estados Africanos como Nigeria y Sudáfrica. Así mismo, la autoridad británica pondrá en marcha a partir de Enero del año que viene importantes medidas. En este mismo orden, el departamento de justicia de USA se ha manifestado últimamente entorno a la preocupación del uso de las criptomonedas para el financiamiento de actividades delictivas como el terrorismo y el narcotráfico.

Con el uso de las criptomonedas, se incrementaran los controles y la regulación. Dicho proceso, puede ser beneficioso o una restricción a la libertad personal.

Auge de transformación y regulación implicaciones morales

En nombre de las ideas más puras y nobles se han cometido grandes delitos. Así, toda la edad media estuvo marcada por las cruzadas. Donde, en nombre de Dios se avalaron terribles masacres.

De igual manera, en nombre de la noble lucha contra la pobreza y la desigualdad surge el populismo para entronar al demagogo y al corrupto.

Las criptomonedas surgen de la búsqueda de la independencia, y la libertad. Que las personas en pleno uso de sus sentidos aceptan para su propio beneficio. No obstante, es cierto que otras tantas han sido engañadas y estafadas por expertos en el fraude. Sin embargo, estos son los peligros de la libertad y su ejercicio.

Pero, ¿Es posible crear mecanismo para salvaguardar los datos y los fondos privados, luchar contra la delincuencia y hacer de los procesos regulatorios una experiencia que no termine en una tiranía estatal?

Es posible que estemos describiendo una utopía. Sin embargo, hay que hacer lo que no se ha estado haciendo. Y es tomar la iniciativa. Los actores del movimiento cripto deben hablar y proponer procesos regulatorios que salvaguarden la naturaleza y el espíritu en el que han sido concebidas las finanzas descentralizadas. Es momento de negociar

Hay que crear puentes donde los intereses de los Estados puedan ser sustentados pero respetando los derechos individuales de las personas.

Esto sin duda vislumbra una labor titánica pero que ha sido cíclica.  La historia humana, en clave dialéctica se ha movido en esa lucha férrea entre el control y la independencia. Ha sido un tira y encoge. De tal manera, que podemos aprender de nuestras experiencias.

El Auge de transformación y regulación Cripto puede ser la oportunidad de posarnos sobre los hombros de un gigante. O la de vivir debajo de la bota del mismo gigante.

Créditos

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here