Un poco más de diez años han pasado del nacimiento de la primera cadena de bloques y de su mejor producto, el bitcoin. Muchas cosas han pasado desde que el, hasta ahora, anónimo Nakamoto, irrumpiera con su red peer-to-peer. Anuncios, promesas, hechos y falsedades, pero además de bitcoin, ¿para qué sirve Blockchain?

Ha sido este año precisamente, el más cargado de confirmaciones del uso de la Blockchain. Desde múltiples empresas, pasando por poderosos y pequeños países, han anunciado sus avances, estudios y proyectos.

Claro también están a los que les parece, que la cadena de bloques sirve apenas para las criptomonedas. Digo parece, porque en todas las explicaciones que dan, cometen el mismo error que critican, no ponen ejemplos claros y no hablan de las soluciones blockchain en uso.

La cadena de bloques, igual que el big data, el internet de las cosas o la inteligencia artificial, se llenan de farsantes, mercaderes y zorros. Esa ha sido la historia de la humanidad a lo largo de nuestra existencia. Ahora eso para nada, desdice de las cualidades de una determinada tecnología.

Una cosa muy diferente son aquellos, que sin mala intención aparente, pretenden convertir a la Blockchain en un Jesucristo Superstar. Su falta de preparación, sentido común y ubicación, le hacen tanto o más daño que los fraudulentos. Las cosas deben estar en su contexto adecuado y siempre pisando la tierra.

Potencialidades y casos de uso podemos verlos en un buen trabajo de 101 Blockchains. Algunos con muchas más posibilidades y realidades que otro, pero ciertamente en marcha:

En esta oportunidad en particular vamos a mostrarles casos reales que están en pleno desarrollo. Verán su concepto y podrán chequear dentro de sus páginas, cada proyecto. La idea es revisar cómo además de Bitcoin, ¿para qué sirve la Blockchain?

Blockchain fuera de Bitcoin

Las Finanzas son quizás el ejemplo más emblemático, particularmente el uso de la red blockchain de RippleNet por parte de la banca tradicional. Fundamentalmente utilizada para pagos transfronterizos, ha demostrado un enorme ahorro de costos y una mucha mayor eficiencia. Con disponibilidad en 40 países en seis continentes, facilita la conexión y las transacciones a través de una sólida red de más de 200 instituciones financieras.

Con sus protocolos de préstamo, tokens de seguridad, derivados, intercambios y más, el paisaje DeFi, se está desempeñando, como uno de los usos más crecientes y más profundos hasta ahora. Igualmente las Dapps, están abriendo cada día más espacios y con mayor cantidad de nuevos actores y distintos sectores.

La creciente implementación, de la cadena de bloques por parte de IBM ha sido impresionante este año. Este gigante a estado creando poderosas alianzas y conglomerados, en diferentes áreas de las cadenas de suministros a nivel global. Desde el Café hasta  TradeLens, una plataforma industrial abierta y neutral respaldada por la tecnología Blockchain, y respaldada por los principales actores de la industria.

La cripto-filantropía ha sido adoptada en los últimos años por organizaciones caritativas de perfil alto. Blockchain Charity Foundation es una organización sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es transformar la filantropía a través del uso de una plataforma benéfica descentralizada. Confían que “la transparencia e inclusión del sistema de donación blockchain, active la disposición de los donantes a participar y motive a los beneficiarios finales, a mejorar fundamentalmente sus condiciones de vida”.

El control y autenticación electrónica de identidades es una de las grandes ventajas del Blockchain y puede ser especialmente útil cuando de la administración pública se trata: en sanidad, justicia o educación principalmente. Plataformas como Hyperledger Indy Evernym o Digitalis están desarrollando soluciones privadas y públicas.

Hay mucho más Blockchain

Estamos viendo como la tokenización de activos, se convierte, en un paso crucial hacia la protección de los activos del mundo real. La tokenización convierte el valor almacenado de algún objeto físico, como puede ser un coche, o de un objeto intangible, como un crédito, en un token que puede manipularse a lo largo de todo un sistema blockchain. Stockmind o Polymath son ejemplos de este proceso.

El sector de la salud, los bienes raíces, el mercado de la energía, las Organización autónoma descentralizada (DAO), soluciones en la red, los videos juegos, las votaciones o la música representan adecuados sectores en desarrollo.

La construcción y evolución de proyectos viables y potenciales, avanzan por los caminos correctos. Ciertamente además de Bitcoin, ¿para qué sirve Blockchain? Es una llamada a ver con objetivos ojos a la tecnología. Cambiará profundamente muchos sectores y otros simplemente, no tendrá usabilidad, por ahora.

Imagen de VIN JD en Pixabay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here